Los Modelos Educativos en los diferentes niveles de Educación Básica y su aproximación hacia la humanización del Ser



Los Modelos Educativos en los diferentes niveles de Educación Básica y su aproximación  hacia la humanización del Ser

Msc. Anabel Guanay
anazoimar@hotmail.com

Nuestro país se circunscribe dentro de uno de los espacios con una gran variedad socio demográfica que lo hace cada vez más interesante para la reflexión tipológica vista desde la complejidad a través de las tablas de crecimiento demográfico  y los estándares de inversión en materia educativa que se ha incrementado en los últimos años en aras de ofrecer la denominada “calidad”  vista como esa “vía” para alcanzar una transformación social basada en la equidad y la participación de cada ser humano.
Con respecto a la Educación Básica en sus diferentes niveles y modalidades iniciando por el nivel de Educación Inicial que refleja la Ley Orgánica de Educación (2009) en su artículo N° 25 que especifica la organización del Sistema Educativo de la siguiente manera:
              El subsistema de educación básica, integrado por los niveles de educación inicial, educación primaria y educación media. El nivel de educación comprende las etapas de maternal y preescolar destinadas a la educación de niños y niñas en edades comprendidas de cero a seis años. El nivel de educación primaria comprende seis años y conduce a la obtención de certificado de educación primaria. El nivel de educación media comprende dos opciones: educación media general con una duración de cinco años, de primero a quinto año, y educación media técnica con una duración de seis años, de primero a sexto año. Ambas opciones conducen a la obtención del título correspondiente. La duración, los requisitos, certificados, títulos de los dos niveles del subsistema de educación básica estarán definidos en la ley especial. (p.24).
 Destacando las características de la formación de niños y niñas en educación inicial  que comprende dos etapas, la etapa maternal donde se incluyen los niños y niñas de cero hasta los tres años de edad que el M.P.P.E. a través de la Oficina de Estadística refleja una inclusión de niños y niñas a quienes se les forma desde sus primeros años en hábitos de alimentación e higiene, en socialización, en pedagogía, en cultura y el desarrollo físico motor que le garanticen un desarrollo integral de los mismos.
            En este sentido se ubica la etapa preescolar con la incorporación de estudiantes en edad de tres a seis años de edad a través de espacios que fomentan la comunicación, la formación en valores, la consolidación de hábitos, el amor por la naturaleza, el desarrollo de la percepción, la memoria y la atención, la inteligencia a través de la afectividad que se materializa en la adquisición progresiva de los procesos matemáticos y lingüísticos que le permitirán desempeñarse con eficiencia en Educación Primaria.
            En relación a la concepción del ser que se  aspira formar en este nivel de la educación se prescribe como un “sujeto de derecho” y un “ser social” integrante de un grupo familiar con un arsenal de características propias del contexto dentro del cual se desenvuelve, permitiendo entender que la educación en tiempo postmoderno está formando ciudadanos para vivir en sociedad humanista, democrática, protagónica, participativa, multiétnica, pluricultural, bilingüe e intercultural capaz de despertar las más intensas emociones en sus padres y sus docentes por la ternura que inspira cada niño.
            Estamos en presencia de una filosofía que corresponde a la “pedagogía de la esperanza” que responde a las necesidades ontológicas de cada niño o niña que ocupa un espacio en las aulas de clase en la cual el “aprender” es sinónimo de justicia, reflexión y creación, somos esa escuela que prepara para la vida en sociedad, es decir, el Estado diseña estándares de estudios que formen al ser en su esencia, las escuelas intentan corresponder a este principio, ¿pero se observa una sociedad que manifiesta estos principios ecológicos?.
Por otra parte una aproximación hacia el nivel de Educación Primaria plantea la formación a través de la acción-reflexión-acción constante con respecto a las estrategias que garanticen el desarrollo de valores, actitudes y virtudes para fortalecer en los niños y las niñas la solidaridad, la innovación, la creatividad y la reflexión con la finalidad de comprender y transformar su realidad para su emancipación personal y colectiva que coadyuva a la concientización de los fenómenos sociales.
Se plantea como base para la construcción del conocimiento contenidos significativos y ajustados al contexto sobre la realidad social de las y los escolares a quienes se les ofrece una variada gama de recursos para el aprendizaje el uso de la colección bicentenaria, el portátil canaima educativo, la revista tricolor, el periódico escolar se visionan como la herramienta que va a permitir consolidar aprendizajes en las áreas de lengua y literatura, matemática, ciencias naturales y ciencias sociales en aras de contribuir a la democratización y profundización del saber.
Cabe destacar lo expresado en la circular 010738 de fecha 26/08/2013 emitida por el M.P.P.E. donde se exhorta al personal directivo y docente de las instituciones educativas dependientes del Ejecutivo Nacional, Estadal, Municipal y los entes descentralizados y las instituciones educativas privadas subvencionadas a cumplir con el uso de los recursos para el aprendizaje que contribuyen al desarrollo de la calidad de la educación y son elementos esenciales del proceso curricular y viabilizan la información, motivación, orientación y formación integral y permanente a los sujetos sociales, atendiendo al contexto sociocultural y ambiental.
            En este sentido se presenta una contextualización en el saber de la población escolar donde el Estado plantea a la través de normativas legales, la Escuela como elemento que circunscribe su praxis y la Sociedad quien asume los preceptos para su accionar basado en intencionalidades que parten del “aprender a crear” con plataforma en la transformación de un mundo mejor para todos y todas donde la originalidad y la innovación socio comunitaria tomándose como referente la frase célebre de Simón Rodríguez “inventamos o erramos”.
            Con respecto a la intencionalidad denominada “aprender a convivir y participar” se prescribe en la corresponsabilidad establecida en la Ley Orgánica de Educación (2009)  en el capítulo II, artículos 17 y 18 donde las familias y las organizaciones comunitarias del poder popular son las estructuras encargadas de materializar el proceso de educación ciudadana y el desarrollo integral de sus integrantes, en la actualidad la escuela establece parámetros que nos facilitan la convivencia social como parte de las políticas públicas educativas.
            Por otra parte se plantea en este nivel de la educación venezolana el desarrollo ontológico de los individuos a través de la intencionalidad “aprender a valorar” donde las capacidades cognitivas se direccionan en razonar, discernir, dialogar, meditar, analizar y establecer criterios desde la lógica subjetiva que corresponda al respeto por las opiniones del otro y se sustenten en el marco de la justicia social, toman verdadera importancia los valores como epicentro del conocimiento con arraigadas implicaciones en las posturas sociales, políticas y culturales del ser.
            Consustanciados con estos referentes se inserta de manera significativa el “aprender  a reflexionar” sobre la praxis del proceso educativo y establecer las acciones que fomenten la calidad de la educación en el subsistema de educación básica a través de ejes estratégicos que consoliden la paz, la seguridad y la convivencia para superar la criminalidad e inseguridad como fenómenos que hoy aquejan el bienestar de los y las ciudadanas de este país.
            Con respecto al nivel de Educación Media General y Educación Media Técnica opciones que intentan la formación de un ciudadano educado con miras a un desempeño productivo con los requerimientos necesarios para la convivencia y la participación social que lo acreditan como bachiller de la república con una serie de conocimientos básicos en las ciencias naturales y las ciencias sociales vistos desde la fragmentación a través de disciplinas académicas que se concretan en la organización curricular propia y con una serie de recursos para el aprendizaje otorgados por el Estado para garantizar la calidad dentro del sistema.
            En este apartado resulta importante reflexionar sobre la incursión de los jóvenes y los adolescentes como parte de la modernización de la gestión pública con acceso a las tecnologías y las tendencias cibernética que van a la vanguardia con la sociedad para lo cual el Estado ofrece el programa de Infocentros, los Centros Bolivarianos de Información Telemática (C.E.B.I.T) y las portátiles canaima, es decir, la inversión en materia educativa se cristaliza en recursos orientados hacia el aprendizaje de la población venezolana.
            Cuya realidad resulta paradójica pues estándares de inclusión, programas de alimentación y nutrición, acceso a la educación formal a través de misiones educativas que contribuyen a la formación de los jóvenes que han desertado de la escuela, atención medica y de salud, becas para atender las necesidades económicas propias y de terceros, diversas formas para la evaluación académica permitiéndole la prosecución y la aprobación de las diferentes disciplinas que corresponden a una denominada “formación integral y de calidad”.
            Cada día se acrecienta más el número de jóvenes sin producción económica y sin contribuir a la actividad propia de desarrollo social, local, regional y nacional, nuestras calles muestran jóvenes dedicados a la delincuencia, la promiscuidad, la maternidad a temprana edad, el ocio, la inactividad hacia el trabajo y la actividad cibernética se acrecienta cada vez con más énfasis en esta población, en palabras de Morín (2010) “un proceso de homogenización y de estandarización según modelos norteamericanos, un contrapeso de resistencia hacia las culturas autóctonas y un proceso de mestización afectan la sociedad-mundo”(p.21).
            Estos fenómenos caracterizan nuestra patria donde son significativos los aportes tecnoeconómicos que el Estado ofrece a la Sociedad tendentes y focalizados a la época postmoderna, pero la escuela parece no focalizar su filosofía hacia la formación de “seres”… ¿Hacia dónde se enrumba la formación en los contextos educativos… hacia el ser…hacia el desarrollo curricular…hacia la evolución mercantilista?



Referencias Bibliográficas:
Hanson M. (2013, Agosto 26) Circular a personal directivo y docente de las instituciones educativas dependientes del Ejecutivo Nacional, Estadal, Municipal y entes descentralizados sobre recursos didácticos. Caracas Ministerio del Poder Popular para la Educación.
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999). Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 36860 (Extraordinaria) diciembre 30.1999.
Ley Orgánica de Educación (2009). Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela. Agosto 15.2009.
Líneas Estratégicas en el marco del proceso curricular. Ministerio del Poder Popular para la Educación. Subsistema de Educación Básica (2011). (Documento en línea).  Disponible en htpp://www.MPPE.org. (Consulta: 2014, Febrero, 12)

Comentarios

Entradas populares de este blog

TEORÍAS Y FUNDAMENTOS DEL CURRÍCULO. GENERALIDADES.

EL CURRÍCULO EDUCATIVO Y LAS TENDENCIAS CURRICULARES

DISEÑO CURRICULAR DEL SISTEMA EDUCATIVO BOLIVARIANO