UNA INTRODUCCIÓN  AL  CURRÍCULUM

Alfonsina Bravo Galíndez
C.I.: 12 021 523
Cuando hablamos de currículum, inmediatamente pensamos en el plan de estudios, el sistema de prelaciones y los contenidos programáticos de una carrera, del liceo y de la escuela. Ciertamente, el currículo tiene esos elementos, mas no puede ser considerado una receta que debe seguirse sin cambio alguno. En este breve escrito, trataremos de definirlo y de estudiar su fundamentación.
Casarini (1997, p. 2) plantea que el currículum no surge de la nada, sino que es un producto de los cambios sociales, de su historia, de la política, de las estructuras económicas, de las motivaciones e intereses de los sectores que lo construyen.  Por lo tanto, al considerar el currículo, debemos tener en cuenta las estructuras sociales de poder económico y político de un país y, hasta de cada docente, representante y estudiante.
Coll (1997) expresa que es un instrumento de ayuda para el docente, dado que lo concibe como  “…proyecto que preside las actividades educativas escolares, precisa sus intenciones y proporciona guías de acción adecuadas y útiles para los profesores que tienen la responsabilidad directa de su ejecución” (p.31-32). En otras palabras, este proyecto sirve de guía para educador, pues entre sus componentes tiene: el qué enseñar (contenidos y objetivos), cómo hacerlo (estrategias y técnicas), cuándo (organización de los contenidos y objetivos) y, por supuesto, el qué, cómo y cuándo de la evaluación  (ídem, p. 31). El currículo tiene, entonces, un carácter prescriptivo, puesto que en él se plasma lo que se quiere lograr en la institución educativa.
Entre los tipos de currículo tenemos (Casarini, 1997):
·         Formal o plan de estudios: En él se planifica el proceso de enseñanza – aprendizaje, sus propósitos, metas, objetivos y las condiciones de ejecución académicas-administrativas. En este proyecto se evidencia la fundamentación psicológica, sociológica y epistemológica (Tyler, 1987). Coll (1997) le suma una cuarta fundamentación, la propia experiencia pedagógica del docente. Como podemos observar, el currículo va más allá de una receta prescripta, pues el profesor tiene la autonomía de adaptarlo a las  circunstancias propias del aula. Entre sus componentes tiene (Casarini, 1997): objetivos generales y específicos de aprendizaje, secuencia organizada de contenidos, actividades y estrategias de aprendizaje, las modalidades de evaluación y la distribución del tiempo (p. 5); en sí, posee los elementos que podemos conseguir  en un programa educativo de cualquier nivel.  
·         Real o vivido: es la práctica real, la ejecución del programa. Como ya hemos mencionado, el docente le realiza las modificaciones necesarias, según la realidad de sus estudiantes, claro está, fundamentado en un diagnóstico de las características cognitivas, afectivas y psicomotrices de sus discentes. En consecuencia, se desprende que todo currículo necesita la contrastación con la realidad del aula para que sea modificado y se ajuste a ella.
·         Oculto: en este se encuentran involucradas las intenciones  de los actores sociales involucrados en el hecho educativo. Es decir, se encuentra intermedio entre el formal y el real.
Podríamos visualizar los tipos de currículos en el siguiente diagrama:

Como se evidencia en el diagrama 1, el currículo se encuentra influenciado por el docente, el estudiante, la realidad del aula y la realidad social (lo que incluye la fundamentación política, legal, económica, filosófica, epistemológica, académica y administrativa). Por supuesto, lo que hemos llamado aquí realidad social, se refleja en los otros componentes. Además, se observa en el diagrama cómo el currículo oculto surge de la relación entre el formal, el real y los componentes que actúan sobre ellos.
El currículo también va a depender, como hemos mencionado, de la fundamentación epistemológica, psicológica y sociológica. De ahí que surgen los siguientes enfoques curriculares (adaptados por Guerra Montoya, 2007, p.: 20-29):
·         Currículo académico: Se apoya en la visión racionalista y empiricista de la ciencia moderna, por lo que concibe el currículum como el programa de las diferentes disciplinas académicas; en otras palabras, se basa en la transmisión de conocimientos.
·         Currículo de eficiencia social: Se fundamenta en el conductismo y en una visión gerencial de la educación, pues concibe el currículo como instrumento de satisfacción de la sociedad, entendida esta como cliente. Usa el diseño instruccional del modelo de Tecnología Educativa, sus objetivos son operacionales, por lo que se mide la conducta observada.
·         Currículo centrado en el estudiante: Se apoya en Piaget, Decroly, Rogers y Erickson; por lo que se centra en los intereses de los estudiantes, en sus características innatas y en la interacción con el medio ambiente.  El currículo  se desenvuelve mediante unidades de trabajo y la evaluación es cualitativa.
·         Currículo de la reconstrucción social o problémico: Se sustenta en la visión cultural y social del mundo y tiene gran influencia del marxismo. Concibe que el aprendizaje está influenciado por factores culturales. El currículo se desarrolla en torno a un problema social del entorno (local, regional, nacional, mundial), por lo que tiene un alto grado de flexibilidad.
·         Currículo sistémico: Se fundamenta en la teoría de sistemas. Considera que la educación es un sistema social que debe buscar el desarrollo integral de los individuos, por lo que el currículo se diseña a través de proyectos escolares como expresión de la función cultural y social de la escuela.
·         Currículo procesual: Se basa en el desarrollo de los procesos de cada estudiante y en la investigación. Uno de sus máximos representantes es Lawrence Stenhouse. En este currículo se pierde el hiato teoría y práctica. La evaluación busca reorientar el proceso continuamente.
·         Currículo crítico: Se apoya en la teoría crítica de la escuela de Frankfurt. Tiene carácter emancipatorio, puesto que el currículo posibilita la construcción del conocimiento desde lo popular, desde su cultura. Concibe la comunicación entre docente-estudiante como proceso bidireccional en el que ambos son co-partícipes de la enseñanza-aprendizaje.
·         Currículo por competencias: Se busca desarrollar las competencias integrales en los seres humanos: saber ser, saber conocer, saber hacer y saber trascender. El  currículo se concibe como un programa académico que articula los propósitos buscados con la cultura y las experiencias formativas.
A manera de resumen, ya hemos evidenciado que el currículum no es solo el plan de estudios, sino que este es un proyecto que busca la formación del ser humano en y para la sociedad. Tiene una fundamentación tanto epistemológica, sociológica como de las teorías de aprendizaje. Además,  cuenta con la subjetividad del docente, sus intenciones; se encuentra influenciado por la realidad social y, por ende del aula. Es en fin, una guía flexible para el docente en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
REFERENCIAS
CASARINI, Martha (1997). Teoría y diseño curricular. México: Trillas.
COLL, César (1997). Psicología y currículum. Capítulo 2: Los fundamentos del currículum. México: Paidós (p. 21-47).
GUERRA MONTOYA, Jorge Wiliam (2007). Proceso de diseño curricular. Proyecto Formación de Directivos Docentes en Antioquia SEDUCA-FUNLAM, 2006-2008. Colombia: Gobernación de Antioquia, Fundación Universitaria Luis Amigo.
TYLER, Ralph W. (1986). Principios básicos del currículo. Buenos Aires: Editorial Troquel S.A. Quinta edición.

Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Se evidencia en el escrito de la profesora Alfonsina el sentido pedagógico de lo que significa el currículo. Necesaria aclaratoria porque a veces lo entendemos de una manera muy reducida. En otras ocasiones la misma existencia de varias conceptualizaciones quizás promueve una vaga noción de lo que realmente implica este importante término. Su incidencia en la formación, sus fundamentos y la apropiación particular que el docente pone en práctica resumen el valor de este polisémico vocablo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

TEORÍAS Y FUNDAMENTOS DEL CURRÍCULO. GENERALIDADES.

EL CURRÍCULO EDUCATIVO Y LAS TENDENCIAS CURRICULARES

DISEÑO CURRICULAR DEL SISTEMA EDUCATIVO BOLIVARIANO