Perspectiva hologramática: Sociedad-Curriculum-Investigación dentro del contexto universitario venezolano



Perspectiva hologramática: Sociedad-Curriculum-Investigación dentro del contexto universitario venezolano
Msc. Adriana Prieto

Las múltiples transformaciones sociales y culturales que subyacen en el contexto venezolano exige la constante actualización y adecuación de los modelos educativos universitarios haciéndolos capaces atender a las diversidades culturales y tecnológicas en una era planetaria con eficiencia y calidad desde los constitutivos del ser biológico, intelectual, emocional, social, ecológico; ahora bien asumiendo esta visión la Ley Orgánica de Educación (2009) en su artículo 32 plantea:

  La educación universitaria profundiza el proceso de formación integral y permanente de ciudadanos críticos y ciudadanas críticas, reflexivos y reflexivas, sensibles y comprometidos o comprometidas, social, éticamente con el desarrollo del país, iniciado en los niveles educativos precedentes. Tiene por función la creación, difusión, socialización, producción, apropiación y conservación del conocimiento en la sociedad, así como el estimulo y la creación intelectual y cultural en todas sus formas. Su finalidad es formar profesionales e investigadores o investigadoras con el propósito de establecer sólidos fundamentos que, en lo humanístico, científico y tecnológico, sean soporte para el progreso autónomo, independiente y soberano del país en todas sus áreas. (p. 28)

En este sentido el ordenamiento jurídico existente responde a una propuesta de país idónea con respecto  a las concepciones ontológicas, epistemológicas y éticas que los contextos universitarios en materia organizativa y curricular deben llevar a la práctica, cuya mirada cinscunscribe desde la “teoría de la relatividad espacial” planteada por Einstein (1905) “la dimensión complejizada se concibe a través de tres elementos físicos observables como el espacio, el tiempo y las interrelaciones”, cuya aplicabilidad genera la conectividad entre el individuo desde una perspectiva “multiplex”, la sociedad- mundo y los procesos investigativos como elemento para el desarrollo socio productivo del país.

Al respecto  Ferrada (2001) comprende el curriculum como “una construcción social que surge de las múltiples y diversas interacciones de los sujetos que componen una comunidad educativa contextualizada histórica y socialmente” (p. 98), está concreción histórica y social se encuentra perfectamente legitimada a través de la instrumentación teórica y conceptual que establece su currículo por medio de los programas que cada carrera estructura para la formación de los y las ciudadanas bajo la rectoría del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria. 

El Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria actualmente en nuestro país representa el órgano rector de los planes, programas y proyectos que orientan la educación universitaria, este fue creado el 08/01/2002, bajo del Decreto Presidencial N° 5.103 y publicado en Gaceta Oficial Extraordinaria N° 5.836 cuyas competencias se enfocan en planificar, dirigir y coordinar actividades inherentes a la asesoría, ejecución, seguimiento, evaluación, control y difusión de las políticas académicas y estudiantiles a fin de fortalecer la calidad, equidad y la pertinencia social de la educación universitaria.
            Ahora bien, resulta oportuno elucidar ¿los contextos universitarios responden y se corresponden a las demandas sociales?, bien lo plantea Tedesco (2010) “el desafío para la educación es alcanzar los procesos de desarrollo social, el destino personal de los individuos y que las competencias respondan a la sociedad a través del desempeño productivo”, además el proyecto “Alma Mater” (2009) se plantea “generar un nuevo tejido institucional de la educación universitaria venezolana, esto será posible cuando se establezca un proceso dialectico entre lo global y lo local en la construcción de los modelos curriculares.

Se trata entonces de construir una instancia significativa para producir las transformaciones necesarias que conduzcan la educación con una visión paradigmática global que se comprenda desde la conceptualización ontológica y epistémica organizada y orientada hacia la construcción social que exige el contento dentro del cual los agentes interactúan a través de modelos curriculares atinentes a la demanda. De allí una mirada reflexiva permite proponer una visión hologramática entre Sociedad-Curriculum-Investigación dentro del contexto universitario venezolano.

Para su construcción es necesario repensar desde macro conceptos que coadyuven a la construcción curricular deliberados desde la complejidad, uno de ellos el principio hologramatico que plantea Morín (2010) “ver lo biológico y lo sociológico” transcender del reduccionismo hacia modelos de gestión curricular que establecen un bucle de conexión entre la sociedad y  sus exigencias, el curriculum como parte de la instrumentación legitimada por una universidad y la investigación como el campo que lleva a la practicidad de conocimientos como criterios curriculares en constante evolución y transformación.
Este tránsito hacia la complejidad planteada por Morín y su inserción en los contextos universitarios transciende específicamente hacia la forma de concebir el pensamiento científico, “reformar el pensamiento, nuestra capacidad para organizar el saber y reanudar el lazo entre las dos culturas divorciadas”. Desde esta visión los investigadores den nuevo milenio deben concebir la complejidad en el curriculum, en las demandas sociales y en la construcción de la investigación; acota el autor en (1984):
La complejidad nos invita a una nueva connivencia, a un trabajo con la contradicción, un trabajo de cooperación y antagonismo. Sobre los problemas fundamentales, encontrar la contradicción es encontrar lo real allí donde éste excede a las posibilidades de la lógica humana (p. 346)

Razón por la que un  investigador desde la perspectiva de la complejidad, buscar un acercamiento con el entorno a partir de una cosmovisión  interdependiente, para lo que debe ilustrar la inclusividad, asentado en la investigación comenzando con la interdisciplinariedad, en aras de superar la fragmentación  para aproximarse a los diferentes posicionamientos sociales. Actualmente la universalización de la educación universitaria es preeminencia constitucional, solo falta que la universidad se  circunscriba como un agente de cambio social hacia concepciones curriculares complejas y hologramática.

En concordancia el articulo N° 36 de la Ley Orgánica de Educación “el ejercicio de la formación, creación intelectual e interacción con las comunidades y otra actividad relacionada con el saber en el subsistema de educación universitaria se realizarán bajo el principio de libertad académica” (p.32),  bajo este principio enlazar, interconectar, religar, interpretar y comprender un contexto social en una universidad exige criterios curriculares, modelos curriculares, normativas legales, estructuras organizativas que conciban la globalización como un proceso de transformación social y cultural cuyas concepciones teóricas parten de lo concreto y no conocimiento abstracto. Las universidades demandan aproximación desde la complejidad. 


Referencias Bibliográficas:
Ferrada, D. (2001). Currículo Crítico Comunicativo. Barcelona: El Roure.        
Ley Orgánica de Educación (2009). Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela. Agosto, 15,2009
Morín, E. (2010). Introducción al pensamiento complejo. Barcelona. España: Gedisa Editores.
MPPEU. (s/f). Programas de Formación Nacional. Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria. (Documento en línea). Disponible: http://www.misionsucre.gov.ve/ (Consulta: 2014, Junio, 19)
Tedesco (2013) Educar en la Sociedad del Conocimiento. Méjico. Editorial Fondo de Cultura Económica.


Comentarios

Entradas populares de este blog

TEORÍAS Y FUNDAMENTOS DEL CURRÍCULO. GENERALIDADES.

EL CURRÍCULO EDUCATIVO Y LAS TENDENCIAS CURRICULARES

DISEÑO CURRICULAR DEL SISTEMA EDUCATIVO BOLIVARIANO