Los docentes y las tic
Alfonsina Bravo Galíndez
alfgraci@hotmail.com

Actualmente, es común ver que desde la más tierna infancia se manejen las tics de modo sencillo, fácil, sin temores. Prensky (2010) alude a este hecho como la guerra perdida de los inmigrantes digitales ante los nativos digitales: Una lucha generada por el desarrollo de las tecnologías de la información y de la comunicación.  Ahora bien, cabe preguntarse: ¿Quién es el nativo digital? ¿Y el inmigrante digital?
El primero, es la persona que ha nacido y se ha desenvuelto en el mundo “www” y en los video-juegos; mientras que el segundo, es aquella persona que ha tenido que “adaptarse” a este mundo digital  (op. cit., p. 5). En otras palabras, podríamos definir como nativos digitales a las personas nacidas a partir de mediados de la década de los 80 y que han tenido desde su niñez, acceso a Internet, por lo cual, su vida se encuentra colmada de horas y horas de las tecnologías; mientras que los individuos nacidos antes de esa década, son los inmigrantes, que se han vistos obligados a aprender sobre el uso de las tics, para no encontrarse perdidos ante la era digital. El mismo autor señala que nuestros estudiantes en las universidades, liceos y escuelas son los nativos digitales y los profesores (entre los que me incluyo) son los inmigrantes ¿Por lo tanto, vivimos una lucha entre docentes y discentes?
En el caso de nuestro país, la lucha se constata, principalmente desde la introducción de las computadoras Canaimas en las aulas de clases: mientras los estudiantes, tanto de primaria como de educación media se los ve con sus mini-portátiles ya sea: jugando, en Facebook, twitter, instagram, entre otras páginas… (Alguien podría decir en este momento, que eso es imposible, pues se encuentran bloqueadas; sin embargo, la realidad es que nuestros alumnos las desbloquean sin dificultad), nuestros docentes no han sabido usar tan valioso recurso. La Unesco (2013, p.27 –la cifra dada corresponde al 2010- ) plantea que el 51% de los docentes venezolanos se encuentra calificado en las habilidades básicas de computación, lo que indica que solo tienen nociones básicas de su uso, quizás, debido al miedo a las tecnologías,  al desconocimiento de sus funcionamiento, la resistencia al cambio o al déficit de Internet en la mayoría de las instituciones educativas. Entonces, ¿Qué podemos hacer como docentes: seguir ajenos a las tecnologías o buscar la manera de “evolucionar”? Antes de responder, veamos, brevemente, si es necesario el uso de las tecnologías en la educación.
La UNESCO (2014, p.4) plantea que entre los imperativos para la educación mundial después del 2015 se encuentra la calidad y el uso de las tic en todos los niveles y modalidades educativas (educación formal y no formal) para la flexibilización e inclusión de mayor número de personas en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Esto implica que no hay edad ni género que imposibiliten el aprendizaje a través de las tecnologías; por lo que su uso facilita el acceso a la educación.
Crispín Bernardo et al (2011, p.138) también hacen referencia a la necesidad de incluir en el currículo y en la didáctica el uso de las tic, dado que estas viabilizan el trabajo colaborativo y autónomo, la accesibilidad a la información, la edición y publicación de los documentos realizados, el contacto síncrono y asíncrono con expertos en el área en la que se tiene interés académico; es por tanto, una herramienta que permite  la investigación, el diseño y edición; además de la socialización a distancia.
Prensky (2011) señala que para lograr el máximo aprovechamiento de las tic, los docentes debemos tomar en cuenta la pedagogía de la co-asociación (patnering en inglés). Es importante señalar, que esta pedagogía se basa, principalmente, en el trato entre iguales, como “socios” entre los docentes y estudiantes; esto supone, entonces, que desde la planificación, se debe considerar al alumno como centro del proceso educativo y al docente como facilitador. Mediante esta pedagogía, los profesores no tienen que ser expertos en el uso de las computadoras, sino que deben ser orientadores en el uso de la tecnología, pues son los estudiantes quienes van a usarla; por lo que el papel de guía del docente incluye que diseñe actividades y/o estrategias en la que sus discentes empleen las tic de manera efectiva.
Considero, por tanto, que debemos seleccionar la primera opción, en pro de nuestra educación, dado que nos quejamos, tanto como docentes, padres o tíos, de la poca atención que prestan nuestros niños y jóvenes en los estudios, pero ellos sí logran concentrarse en los juegos y en la variedad de alternativas que presentan la red y las otras tecnologías. Además, a diferencia de otros países, tenemos el recurso, solo nos falta aprovecharlo.

En el caso del área de Lengua, por ejemplo, las Canaimas del nivel de primaria tienen programas que hacen referencia a la gramática de nuestro idioma, a la literatura venezolana y latinoamericana; así como tienen acceso a Internet, mediante wifi. Es sencillo imaginar una clase en la que previamente los estudiantes hubiesen descargado (desde su casa o, preferiblemente, en el mismo salón) documentos, gráficos, imágenes, alusivos a la conjugación en español o a la redacción de textos narrativos; luego, los lleven al aula para compartir con sus compañeros. En el salón, pueden reunirse en grupos y diseñan una exposición digital con lo investigado o preparan un cuento con imágenes; por último, presentan lo realizado ante sus compañeros y docente. En cuanto al profesor, le corresponde orientar el trabajo de cada grupo, ayudarlos con la ortografía, con la redacción, en fin guiarlos en el proceso educativo.
REFERENCIAS

CRISPÍN BERNARDO, María Luisa et al (2011). Aprendizaje autónomo. Orientaciones para la docencia. Universidad Iberoamericana, Ciudad de México.


PRENSKY, Marc (2010). Nativos e Inmigrantes Digitales. Cuadernos SEK 2.0. Institución Educativa SEK. Libro en línea: http://www.marcprensky.com/writing/Prensky-NATIVOS%20E%20INMIGRANTES%20DIGITALES%20(SEK).pdf

________ (2011). Enseñar a nativos digitales. Estados Unidos: Ediciones SM, Biblioteca Innovación Educativa. En: http://innovacioneducativa-sm.aprenderapensar.net/files/2011/09/Ensenar_nativos_digitales.pdf

UNESCO (2013).  Uso de tic en educación  en América Latina y el Caribe.  Análisis regional de la integración de las tic  en la educación y de la aptitud digital (e- readiness).
________ (2014). Documento de posición sobre la educación después de 2015.
A manera de chiste-reflexivo, les presento la siguiente imagen: 


Comentarios

Entradas populares de este blog

TEORÍAS Y FUNDAMENTOS DEL CURRÍCULO. GENERALIDADES.

EL CURRÍCULO EDUCATIVO Y LAS TENDENCIAS CURRICULARES

DISEÑO CURRICULAR DEL SISTEMA EDUCATIVO BOLIVARIANO