tendencia internacional y reforma curricular

Tendencias Internacionales  y Reforma Curricular .
Los lineamientos de la actual política educativa en nuestro país se encuentran acordes con los últimos foros y cumbres mundiales, en los que se han dictado recomendaciones a los países participantes para instrumentar medidas correctivas y alternativas que propicien una educación no discriminatoria y garanticen la equidad de género.  Tal es el caso de la Convención sobre Derechos de la Infancia, proclamada en 1988; la Convención para eliminar toda forma de discriminación contra las mujeres, estipulada por la ONU en 1989; la Declaración Mundial sobre Educación para Todos aprobada en Jomtien, Tailandia, en marzo de 1990; de igual manera, la IV Conferencia Mundial de la Mujer que se llevó a cabo en Pekín, en 1995; las múltiples cumbres iberoamericanas y la V Conferencia Internacional sobre Educación de Adultos (CONFINTEA) realizada en Hamburgo, en 1997; así como en la evaluación y seguimiento de la Conferencia de Educación para Todos de Dakar, en el 2000. En estos eventos y otros más se recomienda a los gobiernos de los países lo siguiente:
● Garantizar, como prioridad urgente, el acceso y la mejora de la calidad de la educación para niñas y mujeres, y suprimir cuantos obstáculos se opongan a su participación activa. Deben eliminarse de la educación todos los estereotipos en torno a los sexos.
● Elaborar planes de estudio y libros de texto libres de estereotipos para todos los niveles de enseñanza, incluida la formación del personal docente.
● Brindar acceso en las mismas condiciones a hombres y mujeres a los estudios y obtención de diplomasen las instituciones de enseñanza de todas las categorías, tanto en las zonas rurales como urbanas; esta igualdad deberá asegurarse en la enseñanza preescolar, general, técnica y profesional, incluida la educación técnica superior, así como en todos los tipos de capacitación para el trabajo.
● Aumentar la matrícula y las tasas de retención escolar de las niñas, asignando a dichas actividades los recursos presupuestarios necesarios y obteniendo el apoyo de las madres, los padres y de la comunidad; así como realizando campañas, estableciendo horarios escolares flexibles, otorgando incentivos y becas y adoptando otras medidas encaminadas a reducir los costos que entraña para la familia la educación de las niñas, y facilitar a las madres y padres la posibilidad de elegir educación para sus hijas; derogando todo tipo de legislación discriminatoria desde el punto de vista religioso, racial o cultural.

Se percibe como efecto de las nuevas modalidades del desarrollo económico no solo una profundización de la desigualdad sino el surgimiento de situaciones de exclusión  social  entendidas estas como procesos de desafiliación institucional (Castells 2000).  Al mismo tiempo, la diversidad cultural y lingüística en la región comienza a ser  percibida no ya como un problema sino como valor social colectivo que debe ser  protegido por el Estado.
El desarrollo de la cohesión social es un proceso de reconstrucción de la sociedad,  desde sus aspectos más pragmáticos hacia la idea misma de una sociedad, con una  identidad propia, y, por eso, tangencia los distintos ámbitos del fenómeno de la  organización social. Tawil y Harley (2004) plantean que “el discurso actual con respecto a la cohesión social indica que ‘existe una tendencia creciente de ubicar la  cohesión social más en el ámbito de las relaciones interactivas que en el de las  relaciones unidirecioanles’ (Beauvais y Jenson, 2002)”. Afirman, aún, que el proceso  de construcción de la cohesión social “ofrece un sentido de cuáles son los elementos  más fundamentales en el proceso de diálogo político, en la formulación y  reformulación de los procesos de reflexión y debate y también en el proceso de  formulación de políticas” (Tawil y Harley 2004).  El hecho de que el proceso de construcción de la cohesión social pase por la reformulación de las propuestas educativas de un país, significa una inversión a largo  plazo en un cambio profundo de las dinámicas sociales de un país.
Referencias:
Apple M., Maestros y textos. Una economía política de las relaciones de clase y de sexo en la educación, Paidós-MEC, Barcelona, 1989.
Ausubel, P., Novak y J. Hanesian H., Psicología educativa: un punto de vista cognoscitivo, Trillas, México, 2000.
Bourdieu, Pierre, La distinción, Taurus, Madrid, 1988. Cfr. Grupo de Educación Popular con Mujeres, Contra la violencia, eduquemos para la paz. Guía didáctica para la resolución no violenta de conflictos, México, 2001.
Arvelio García Rivas y

Cecilia Braslavsky

Comentarios

Entradas populares de este blog

TEORÍAS Y FUNDAMENTOS DEL CURRÍCULO. GENERALIDADES.

EL CURRÍCULO EDUCATIVO Y LAS TENDENCIAS CURRICULARES

DISEÑO CURRICULAR DEL SISTEMA EDUCATIVO BOLIVARIANO