HUMANIZAR LA EDUCACION ANTES QUE CONFLICTO SOCIAL Mirando el cielo de mi Barinas la que irradia el calor humano de sus gentes del llano, rodeada de su eventual neblina húmeda del rio Santo Domingo,de sus montañas aledañas al pico Bolivar y de las propios aromas de la cuenca de este majestuoso rio, entendí de una vez por todas que el globo terrestre evidentemente está suspendido en el espacio y que el universo no tiene ni arriba ni abajo , ni norte , ni sur . Entonces me di cuenta que el error de todos los Galileos y Copérnicos de la historia , al descubrir que la Tierra gira alrededor del Sol y que es redonda , fue la gran omisión- vaya uno a saber si deliberadamente- del desconocimiento de que este planeta nunca ha tenido ni pies ni cabeza . Por eso, tratar de ordenarlo patas arriba o patas abajo, es una imposición descarada del poder humano sobre las limpias y armónicas - ellas sí - leyes de la naturaleza y de la organización del cosmos. De ahí vienen todos los problemas de la condición humana, todas las guerras, las luchas, empezando por la de clases, fue gracias a esta indignante falacia de los cartógrafos, sin duda los más aventajados intérpretes de la filosofía y de la geopolítica, que diseñaron un mapamundi en el cual el Norte estaba encima del Sur. Falacia que al convertirse en una práctica militar y económica, se hizo tan real que el primer mundo desde luego quedó arriba y el tercer mundo fue condenado a las capas inferiores del infierno geográfico. Fueron los cartógrafos globales quienes en últimas permitieron y estimularon que se generaran los códigos, las compilaciones legislativas, las normas, las regulaciones de conductas, las leyes y demás barbaridades de la organización social. Por culpa de ellos , todos nosotros, también como la tierra suspendidos en la mitad del cosmos , tuvimos que aceptar que hubiera gente por encima de nosotros , presidentes , reyes , mandatarios , gerentes , jefes , autoridades, policías en últimas , que nos indicaran qué hacer y qué no , cómo comportarnos , qué decir y que no,cómo vestirnos y en donde comprar la ropa y hasta convencernos de que la ley de la gravedad , la única seria de las existentes, halaba de arriba hacia abajo . Como si todos no estuviéramos en este planeta colgados de los pies y con la cabeza mal puesta. Tal vez hubiera sido mejor para el género humano haber aceptado como único destino el caos de Morin primigenio y no esta mediocre organización “cósmico -ideológica”, que favorece siempre a los anglosajones y demás norteños. Claro que lo peor, lo más indignante de estos farsantes geógrafos fue que en Latinoamérica se volvieron todavía más políticos y ahora tratan de convencernos de que aquí es donde más fuerte es la ley de la gravedad, porque aunque pase lo peor, nadie se cae. Estas reflexiones me han permitido idealizar con un mínimo esfuerzo similar al de los geógrafos un modelo proxemico vivencial que propicie un cambio entre el humanismo y la ciencia en nuestra educación universitaria con un sur en el norte y un norte en el sur , pretendiendo con ello un acto de mínima justicia ecuménica , al darle a la gente del sur la oportunidad de alguna vez estar por encima de todo . Es la única manera de dejar de quejarnos porqué el mundo está al revés, es simplemente dándole un giro de 180 grados, para que quede al derecho y sobre todo con derechos. La globalización como tendencia es seguramente sana, además de sana es consecuente, y además de sana y consecuente es conveniente... conveniente, dije? Conveniente para quién, también pregunto; para el globo terráqueo entero? O para uno solo de los hemisferios...? Para el que impone qué es lo bueno para unos y malo para otros?...Será una tendencia modernista que debamos ver sin prejuicios?...La globalización ,sobre todo la de la educación, favorecerá a países como los nuestros que claman justicia del mundo y el mundo se las niega? Será que el mundo es capaz de legislar para los pobres cuando de ellos no obtenga retribución pecuniaria?. Esta es la ocasión , y más bella oportunidad para hacer que todos reflexionemos , todos nos convoquemos como integrantes de este globo para diseñar soluciones tangibles y que dejemos los diagnósticos abstractos acompañados de la rutilante retórica que no hace sino permitirnos vivir de ilusiones vanas que nos tapan los ojos hacia futuristas cambios que serán utopía si permanecemos estúpidamente absortos si procurarnos medios que propicien soluciones factibles y posibles. Por eso es inadmisible que en foros y ocasiones como esta no nos propongamos temas que nos conmuevan el alma todo porque el sistema debe ocuparse dizque solo de artículos , incisos , parágrafos , subrogados y de inexequibilidades cuando todo ello bien puede hacer parte de nuestra cambiante realidad que es al fin y al cabo el alma , el alma y cuerpo del hombre ,que desde antaño dejó de ser humano porque se deshumanizó. La guerra - escribió Wallace Stevens- es el fracaso periódico de la política. Si pensamos la política como el arte de vivir en comunidad, de lograr acuerdos básicos entre seres y grupos diversos para habitar un mismo lugar en una misma época, entenderemos la justicia de esta afirmación. Sólo cuando la posibilidad de pactos y de acuerdos desaparece, cuando el lenguaje y la educación ya no sirven para establecer puentes entre expectativas distintas, la guerra se convierte en el camino de un mundo que ha perdido la cohesión. La guerra no suele ser la causa sino la consecuencia de un orden social determinado, es el choque de unos intereses que no encuentran convergencia ni afinidad alguna. Cuando hay conflictos entre naciones, o entre pueblos, es imperioso y provechoso buscar puentes de diálogo y puntos de acuerdo, pero ello es aún más urgente cuando se trata de conflictos civiles entre miembros de una misma comunidad nacional. Es necesario, entonces que la educación recupere su sentido y su función de propiciar entendimientos, de sanar el tejido social desgarrado por el odio, por el resentimiento, por el furor ciego, y por las injusticias o negligencias que suelen ser sus causas secretas… mejor dicho el secreto es humanizarnos, es poner calor humano a nuestra sindéresis social y educativa… más allá no hay nada, sino desasosiego , angustia , y desamor. Por lo anterior con mi modesto trabajo, séame permitido con esta mi reflexión colocar un granito de arena para que esa angustia, ese desasosiego y ese desamor no encuentren nido propicio en la falta de la humanización en la educación. Dios nos guarde. Por el Magister Fabio Bonilla Tutor: doctor Enrrique Alvarez UPEL Barinas Articulo relacionado con la Tesis doctoral Universidad de Carabobo

Comentarios

Entradas populares de este blog

TEORÍAS Y FUNDAMENTOS DEL CURRÍCULO. GENERALIDADES.

EL CURRÍCULO EDUCATIVO Y LAS TENDENCIAS CURRICULARES

DISEÑO CURRICULAR DEL SISTEMA EDUCATIVO BOLIVARIANO