TENDENCIAS INTERNACIONALES Y REFORMAS CURRICULARES

        El currículo educativo se sustenta en teorías del curriculum, teorías socio-educativas, corrientes filosóficas y enfoques curriculares que orientan su  diseño, planificación y desarrollo. Entendiéndose teoría del currículum y socio-educativa, las que dan cuenta de la naturaleza de éste y, los enfoques curriculares los que articulan el proceso de desarrollo curricular de manera coherente, considerando componentes implícitos en el hecho educativo como: Materias o disciplinas, factores sociales y los factores personales. Sobre esta fundamentación deben asentarse los diseños curriculares.
     Esto requiere tener presente las teorías que señalan alternativas para la investigación socio-educativas, a los efectos de estudiar la función social que se espera cumpla la educación. García, 1987, citado por Naranjo (1992) hace una clasificación de las teorías que han tenido una gran connotación con respecto a la función social de la educación, clasificándolas en tres grupos:
    1. Teorías tradicionalistas, conformadas por: La teoría estructural-funcionalista, la cual hace énfasis en el mantenimiento del statu quo, en la adquisición de habilidades, competencias,  conocimientos y actitudes que contribuyan a reformas progresivas que no alteren el equilibrio de la sociedad. La teoría del capital humano, ve la educación al servicio del crecimiento económico, y en tal sentido privilegia la función técnica de la educación. Considera así mismo, la investigación como medio que coadyuva en el diagnóstico de necesidades tecnológicas y en la promoción del desarrollo de las mismas, todo ello en función de un incremento de la productividad. La teoría del empirismo-metodológico, ésta relaciona la función de la educación con la movilidad social. Se aboca al estudio de las necesidades prospectivas acordes a las demandas de trabajo. Estas teorías, aunque su función social de la educación adquiere una connotación específica para cada caso, convergen en la idea del desarrollo sobre la base del orden establecido.
    2. Teorías emergentes, conformadas por: Teorías de la reflexión crítica en Francia, cuyo énfasis radica en replantear el significado del término “cultura”, sustituyendo la connotación burguesa del mismo, por otra que suponga toma de conciencia respecto al compromiso social y existencial, frente a la proyección o sentido histórico del desarrollo individual. Teorías del conflicto en Estados Unidos, buscan bajo la influencia marxista la relación entre “educación y sistema productivo”, consideran las semejanzas que hay entre las relaciones sociales del sistema educativo y las del sistema productivo y, bajo la influencia weberiana se busca promover reformas progresivas hacia el igualitarismo. Esta tendencia converge con la marxista en la estructura de poder que se deriva de la organización escolar. La teoría de la educación para la libertad en Latinoamérica, busca el alcance de una conciencia crítica. 
     Si analizamos cada una de estas tendencias con respecto a la realidad Francesa, Norteamericana y actualmente Latinoamérica, hay una disociación entre lo que se predica sobre la igualdad en los abanderados de la política y la desigualdad que de hecho se produce por efectos sociales que se reproducen en el sistema educativo. Esta contradicción es lo que constituye el fundamento de su propósito contestatario. 
     A la par de estas teorías, surge una nueva teoría precedida por Bernstein en Inglaterra, orientada a una Nueva Sociología de la Educación; cuyo propósito, se basa en la premisa de que la educación no es igual para todos en virtud de una estratificación socio-educativa que plantea diversos entornos y recorridos escolares y, donde concurren en el proceso educacional dos clases de socializaciones: Una, la que se trae del estrato socio-educativo precedente; otra, la que se adquiere en la nueva educación formal. Esta teoría pone en evidencia nuevamente, la discrepancia entre el discurso político y su praxis. 
     Durante la década del 40, se inicia en América Latina el perfil de investigación socio-educativa contemporánea, con la formulación de proyectos pedagógicos. En la década del 50 y 60, corrientes economicistas, de la teoría del capital humano con una perspectiva desarrollista en educación bajo influencias internacionales (CEPAL) con los modela los teóricos tradicionales (funcionalismo, capital humano y empirismo metodológico) descritos en epígrafes anteriores. Década de avance del 60 y 70: Sobre el impulso de nuevas corrientes como respuesta a la ineficiencia de las precedentes, surgen nuevas opciones: Programas de concientización de Paulo Freire, orientaciones de la UNESCO (1994) referidas a “Aprender a Ser”, Teoría contestataria de la dependencia para explicar el subdesarrollo, teoría revolucionaria de Illich y de Vasconi.   
    En este mismo recorrido histórico, pero ya ubicándonos en Venezuela y, particularmente en las reformas educativas, durante la primera década y la actual de este siglo XXI, se han pronunciado leyes y políticas educativas que han generado cambios y brechas, acentuando más aún la situación educativa del País. De ello dan cuenta: La Reforma de la Educación y el Currículo del Sistema Educativo Bolivariano. La aprobación del llamado Primer Plan Socialista (2007-2012), llevó al Gobierno a proponer una reforma de la educación media a través del llamado Diseño Curricular del Sistema Educativo Bolivariano. En consonancia con este plan, el Gobierno diseñó el curriculum para dar respuestas al nuevo modelo político social del País y asegurar la “inclusión,” -cierro entre comillas, porque más que inclusión, fue exclusión-, prosecución y culminación de los estudios en todos los niveles educativos. Esta reforma ha ido más allá, pretende amoldar la educación media al Primer Plan Socialista, continuando así con el actual 2013-2019. Una educación planeada así, es una educación que sólo puede orientarse a promover el modelo socialista y, eso es lo que se está viendo en las escuelas públicas del País.
     En el 2009, se promulga La Ley Orgánica de Educación y el Estado docente. Planteándose nuevamente el debate en torno al Rol del Estado en la educación. La Ley, finalmente aprobada, recoge la figura del Estado Docente que, como es sabido, fue desarrollada por Luis Beltrán Prieto Figueroa, pero desde otra visión diferente a la del Gobierno. En esta Ley, esta figura del Estado Docente se asume desde un Estado socialista.
     En el 2012, se crea la resolución 058 y con ello, los Consejos Educativos y Estado Comunal. Técnicamente, esos Consejos no son más que la organización jurídica de la comunidad educativa. La Resolución No. 058 permite reforzar la concepción de la educación al servicio del modelo socialista, por cuanto en su Decimo tema denominado: La educación, sociedad y trabajo de lógica de educación permanente para la formación del trabajo productivo, liberador y creativo enmarcados en el Plan de Desarrollo Nacional; es decir, en el Plan de la Patria socialista”. De una manera disfrazada de democracia, se le pretende quitar el derecho a los padres de educar a sus hijos, quedándose el Estado con este derecho. 
      En febrero de este año, se sometió esta resolución 058 a la consulta nacional. Al explicar los principios de la Consulta, se sostiene que las líneas orientadoras del currículo se enmarcan en el Plan de la Patria, que no es otro, que el Plan de la Patria Socialista. En efecto, el Plan de la Patria se fundamenta en el modelo socialista como modelo único, exclusivo y excluyente.
     Se observa así, que a lo largo de las últimas décadas se han presentado tendencias y reformas curriculares constituyendo los fundamentos teóricos del curriculum, pues aportan un marco referencial donde se apoya y justifica la toma y ejecución de decisiones relativas al diseño y desarrollo curricular. En este sentido, han dado origen a innumerables planes y programas de mejora escolar: a pequeña y a gran escala, de manera aislada o desde un enfoque sistémico, con una mayor o menor autonomía de los centros, eso hay que reconocerlo sin duda alguna.
     Sin embargo, la mayoría de estas propuestas no han conseguido, desde una u otra vertiente, alcanzar mejoras sustanciales en la calidad de la educación. Haciendo una retrospectiva histórica hasta hoy del curriculum y de la educación, hay un desfase entre lo que se ha escrito y en el hecho educativo. La situación actual de la educación está en crisis, el crecimiento cuantitativo del que se glorifica el Gobierno en los informes presentados en la UNESCO no está acompañado del grado de calidad necesario. Por deficiencias del sistema y efectos de la crisis, hay fallas en la pertinencia, la eficiencia y en el rendimiento educativos. Son elevados los índices de deserción y de repitencia, y es baja la asimilación de los conocimientos fundamentales y de preparación para la vida, la producción y la calificación para seguir estudios superiores. 
Es evidente que, en esta segunda década de este siglo, se necesita con urgencia de un enfoque que condense todas las lecciones aprendidas en los últimos años y que contribuya eficazmente a una mejora cualitativa del hecho educativo. 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
IAFRANCESCO VILLEGAS, Giovanni Marcelo. (2003) Nuevos Fundamentos para la  Transformación Curricular: A propósito de los Estándares Curriculares. Bogotá: Magisterio.   
Ministerio del Poder Popular para la Educación (2007). Diseño Curricular del   Sistema Educativo Bolivariano. Caracas.
Naranjo de A. S. (1992). Bases Para un Análisis Crítico de la Educación Superior. Caracas.
Plan de la Patria. Primer Plan Socialista de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2007-2012. Documento en línea: http://www.asambleanacional.gob.ve/. Consultado: [2014-10-10].
UNESCO (1994). Proyecto principal de educación en América Latina y el Caribe. Documento en línea. Disponible: http://www.oei.es/na1649.htm. Consutado: [2014-10-11].

Flor Bell, 

Comentarios

Entradas populares de este blog

TEORÍAS Y FUNDAMENTOS DEL CURRÍCULO. GENERALIDADES.

EL CURRÍCULO EDUCATIVO Y LAS TENDENCIAS CURRICULARES

DISEÑO CURRICULAR DEL SISTEMA EDUCATIVO BOLIVARIANO