La escuela como agente de socialización. Un reto en una sociedad globalizada.

La escuela como agente de socialización

Se entiende bajo el término socialización,  el proceso mediante el cual el ser humano aprende e interioriza, en el transcurso de su vida, los elementos socioculturales de su medioambiente, los integra a su personalidad, bajo la influencia de experiencias y de agentes sociales significativos, y se adapta así al entorno social en cuyo seno debe vivir. Otra definición es la expuesta por Tendi (2000), refiere “La socialización es el nombre que designa el proceso de constitución del individuo en sujeto o miembro de una determinada sociedad” (pg.1).

Tomando en cuenta que la socialización está determinada por los valores inculcados desde la niñez, donde se adquieren las pautas culturales que en la etapa adulta van a conformar la personalidad, es de interés el estudio de la escuela como agente de socialización.

En el mundo actual, para algunos conocido como la sociedad del conocimiento, existen factores que han conllevado a percibir la escuela como factor principal de la socialización. Los medios de comunicación, la tecnología y la globalización, han apartado un poco a la familia como el agente primario de este proceso, dando a la escuela la mayor responsabilidad sobre este tema.

En este orden de ideas Calvo (2013), refiere que la familia ha dejado de socializar a niños y jóvenes, permitiendo que la escuela y la televisión realicen esta tarea. Asimismo,  Camargo, M.(2000) nos expresa :  “La familia, por ejemplo, deja de ser el núcleo principal de socialización de las nuevas generaciones [...] han  llamado  a  la  institución  educativa  a reemplazar a la familia en su rol socializador”.

Al respecto Tendi (2010) nos refiere que la escuela es la institución encargada por el Estado moderno para socializar en un doble sentido:
a) General,  al formar en el individuo determinados estados mentales u orientaciones de valor constitutivas de su carácter de miembro de la sociedad;
b) Especial, como apoyo al desarrollo de  actitudes, aptitudes necesarias para desarrollar funciones particulares que le corresponderán en la división social del trabajo.

En este sentido, la escuela constituye un espacio de cotidianidad de aprendizaje en el ámbito de la socialización de las acciones humanas, permitiendo la relación con los demás. Lo cotidiano constituye un  lugar de la vida, es una categoría mediadora y articuladora de la humanidad. Es allí donde se forman las competencias sociales. Es en los espacios cotidianos donde se forman las competencias sociales donde se cristalizan las contradicciones, donde se viven las modificaciones  casi  imperceptibles  de  la democracia (Lechner, s.f.).

La competencia social representa  la capacidad para mantener buenas relaciones con otras personas. Entre ellas podemos citar: el saber escuchar,  respeto por los demás, practicar la comunicación receptiva, compartir emociones, cooperación, entre otras. El alcance de las competencias sociales representa un tema muy discutido en la actualidad, como respuesta a los nuevos retos que debe enfrentar la educación, producto de las características de contextos muy cambiantes, 

Al respecto Tedesco (1995), en su trabajo titulado El nuevo pacto educativo,  plantea la  crisis  de  la  institución  educativa  en  el momento actual, donde expresa que la escuela debe asumir  funciones  antes  llevadas  acabo por la familia.  En este sentido argumenta que la escuela debe desarrollar la capacidad de adaptación a los cambios con un sentido de servicio a la comunidad, esto permitiría generar pautas para que la autonomía, la cooperación, la solidaridad, la justicia y la tolerancia se pongan en juego

Son muchos los obstáculos que debe afrontar la escuela  para cumplir con su función socializadora, entre ellos podemos citar la  pobreza  y  la  marginalización social, además del desplazamiento de las poblaciones producto de la inseguridad y la  economía en algunas regiones, y de forma muy acentuada la modernización de la sociedad,  todo esto puede conllevar a traumas psicológicos y de identidad que dificultan el proceso de socialización.

El currículo y  la socialización en la escuela

En base al escenario presentado se hace imprescindible la actualización continua del currículo, tal como lo define Avendaño & Parada (2013), “El currículo es un conjunto de procesos de formación porque implica la transversalidad de los saberes en situaciones concretas, además que busca un aprendizaje de tipo integrador que permita cambios relevantes y significativos en el sujeto que aprende”.

Al respecto estos autores nos señalan aspectos que se deben considerar  en el diseño de un currículo para cumplir  con la acción de socialización, entre los cuales citan:
- La formación es política y sociocultural porque la educación es ante todo un discurso y una acción de tipo social, cultural y política.
-Los procesos de formación están situados en el ámbito del educando y el mediador, debido a que el currículo se centra en varios sujetos que están directa o indirectamente relacionados con los procesos de enseñanza y aprendizaje.
-El currículo debe:
-Responder a una concepción del mundo y a unos propósitos identificados siendo necesario, por ende, un diseño previo, sin desconocer que por su flexibilidad puede ser modificado de acuerdo con circunstancias sobrevinientes o cambios en el contexto de los sujetos.
-Ser  flexible por cuanto permite adaptarse a los cambios del entorno o de los sujetos, conforme a sus necesidades y los requerimientos propios de las circunstancias de vida en las que se ven inmersos.
-Ser  coherente con el direccionamiento estratégico de la escuela porque la misión, visión, los principios, los valores y las políticas generan un marco de acción y designan un destino colectivo de todos los que intervienen en el proceso.
- Responder a las necesidades de los sujetos partícipes, pues la educación debe girar, en torno a la creación de nuevos y mejores estados en los sujetos en el marco social, cultural y político.

En base a la argumentación presentada Avendaño & Parada  redefinen el concepto de Currículo como  “conjunto de procesos de formación política y socio-cultural, contextualizados en el medio del educando y el mediador, previamente diseñados, flexibles y coherentes con el direccionamiento estratégico de la escuela y las necesidades de los sujetos partícipes en la práctica pedagógica”.

El reconocimiento de la escuela como agente socializador  y motor de inclusión social, requiere de la constitución de la equidad educativa. En este sentido, la importancia de la escuela como agente de socialización se ve reflejada en el alcance que proyecta la UNESCO(2014) en su Informe de Seguimiento de la EPT en el Mundo, donde reafirma   una   visión   humanista   e   integral   de   la   educación   como   derecho   humano primordial y elemento fundamental del desarrollo personal y socioeconómico.  

 A  tales  efectos,  La UNESCO(2014) espera  que  para  2030  pasen  a  ser obligatorios  en  todos  los  países  por  lo  menos  10  años  de  educación  básica  de calidad gratuita y continua;  y  que,  al  finalizar  el  ciclo completo,  todos  los  niños  hayan  obtenido  los  resultados  básicos  del  aprendizaje,  habiendo  adquirido  las competencias básicas; agrega el velar por que de aquí a 2015 todos los niños, y sobre todo las niñas, los niños que se encuentran en situaciones difíciles y los que pertenecen a minorías étnicas, tengan acceso a una enseñanza primaria gratuita y obligatoria de buena calidad.

Consideraciones finales

El reflexionar sobre el papel de los entes educativos en la actualidad, representa un tema muy complejo, deberíamos comenzar por analizar los factores que llevan a un contexto vertiginosamente cambiante, que requieren de la educación, y del sistema educativo y sus centros, un cambio profundo en su función social. Es por ello que la intervención de la escuela encaminada a favorecer el conocimiento y destreza de las competencias sociales, tiene un enorme valor preventivo de conductas antisociales que se puedan generar como consecuencia de problemas de adaptación a un mundo globalizado.

En las lecturas realizadas se evidencia el rol de la escuela como primer agente de socialización en la actualidad, producto del resquebrajamiento que ha sufrido la figura de la familia como contexto de socialización. Algunos investigadores señalan que la función educativa es tarea en primer lugar de las familias y en segundo lugar del centro escolar; otros refieren que la capacidad socializadora que la escuela tenía hace unos años, ha disminuido sustancialmente.

Tomando en cuenta ese escenario, es evidente el cuestionamiento sobre las características que deben prevalecer en las escuelas para asegurar su efectivo desempeño socializador, entre ellas se pueden señalar:
- Existencia de una real equidad educativa.
-La  consolidación de las competencias sociales, debe ser asumida como  un compromiso institucional.
-Tomando en cuenta que la competencia es un saber hacer en contexto, es necesario observar las competencias sociales dentro de los contextos de socialización que viven los niños.
-Fomentar la educación en participación. La participación y la convivencia son valores fundamentales en la sociedad actual, y sus aprendizajes deben ser fomentados en el aula y en el centro escolar.

Es un reto para los docentes el participar en esta acción socializadora en el aula, debiendo fomentar la participación y la convivencia como valores fundamentales en la sociedad actual, esto se puede lograr incorporando el conocimiento y destreza de las competencias sociales en parte del contenido o estrategias de enseñanza correspondientes a la unidad curricular, conservando   el   rigor   académico.

Un aspecto que deben considerar los docentes es que las competencias sociales tienen un carácter de transversabilidad en la vida de todo ciudadano, lo que facilitaría el desarrollo  de los principios y valores a ellos asociados en cada una de las disciplinas de estudio en una institución  escolar.

En este sentido Tendí (2000) afirma: “Sólo  escuelas  efectivamente democráticas (con ámbitos de participación institucionalizados, derechos y deberes estatuidos para todos sus miembros, oportunidades y recursos para el acceso a la información y la expresión) pueden desarrollar en las nuevas generaciones las predisposiciones necesarias para el ejercicio de la ciudadanía activa”. (pg. 6).

Referencias

Avendaño, W. & Parada, A. (2013).El currículo en la sociedad del conocimiento. Print version ISSN 0123-1294. Disponible en http://www.scielo.org.co/scielo.php?pid=S0123-12942013000100010&script=sci_arttext

Bisguerra, R. (s.f). Competencia social. Disponible:  http://www.rafaelbisquerra.com/es/ competencias-emocionales/competencia-social.html

Calvo, G (2003).  La escuela y la formación de competencias sociales: un camino para la paz.
Educación y Educadores. Núm. 6, 2003, pp. 69-90, Universidad de La Sabana Colombia
Educación y Educadores, ISSN (Versión impresa): 0123-1294

Camargo, M. (2000). "Las competencias cognoscitivas y sociales en la institución escolar". Informe de Avance, Universidad Pedagógica Nacional-Centro de Investigaciones -CIUP-, enero.

Instituto de Estudios Almerienses (2009). Participación social y educación: Situaciones nuevas, soluciones creativas. Foro de debate. Disponible: http://www.uhu.es/cine.educacion/articulos/participacionsocialyeducacion.htm

Lechner, N. “Estudiar la vida cotidiana”, en: Los patios interiores de la democracia. Buenos Aires, Flacso, S.f., 189 pp.

Tedesco, J. C. (1995). El nuevo pacto educativo. Madrid, Anaya. Disponible: http://www.revistaeducacion.mec.es/re344/re344_06.pdf

Tenti, E.(2000).  La escuela constructora de subjetividad. UNICEF/LOSADA. Disponible: file:///C:/Users/betty/Downloads/654714080.Tenti%20Fanfani-%20Una%20escuela%20para%20los%20adolescentes.pdf Referencias


UNESCO (2014). Informe de Seguimiento de la EPT en el Mundo. Enseñanza y aprendizaje: Lograr la calidad para todos. Compuesto por la UNESCO ISBN 978-92-33-04255-1  Disponible: http://unesdoc.unesco.org/images/0022/002261/226159s.pdf

Comentarios

  1. En conclusión, ¿su postura a favor o en contra del planteamiento propuesto sería?...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

TEORÍAS Y FUNDAMENTOS DEL CURRÍCULO. GENERALIDADES.

EL CURRÍCULO EDUCATIVO Y LAS TENDENCIAS CURRICULARES

DISEÑO CURRICULAR DEL SISTEMA EDUCATIVO BOLIVARIANO