LA HUMANIDAD DE LA HUMANIDAD Edgar Morín .




E N S A YO

Msc. Luis E. Ramírez M.

LA HUMANIDAD DE LA HUMANIDAD
Edgar Morín

El autor en este maravilloso tratado plantea que “el sujeto puede desenvolverse en la intersubjetividad” por lo que se hace necesario encontrarse relacionado permanentemente con el otro y valerse de él para su utilidad.
No obstante para entender esta noción debo contraponerla a la vida individual. El ser humano es un ser individual, que nace tan desprovisto de medios de defensa y de protección que aislado no podría subsistir. Sin embargo el género humano ha sobrevivido gracias a un cúmulo de factores como la inteligencia, pero sobresale entre ellos su capacidad de organizarse socialmente.
En el texto “lo vivo del sujeto” el autor plantea que la ciencia determinista que no es más que el mundo físico evoluciona en el tiempo según principios o reglas totalmente predeterminadas y el azar es sólo un efecto aparente, ha disuelto al sujeto mientras que el positivismo y el estructuralismo lo han expulsado.
También Edgar Morín plantea el egocentrismo del sujeto y el cual debería colocarse en el centro del mundo, para que experimente los dos principios básicos: el de la exclusión y el de la inclusión. También en ese mismo orden de ideas el autor ejemplifica lo que considera la exclusión cuando dice que “los hermanos gemelos pueden tenerlo todo en común menos el YO..” y dice que el YO no es compartible, el cual está cargado de experiencias sociales y psicológicas, que son estrictamente personales e individuales. Igualmente esboza que cada individuo en el mundo, se atribuye un lugar a sí mismo como sujeto, es decir, en la unicidad de su nombre, en la individualidad de su personalidad y de sus características no solo físicas sino también de comportamiento, se “abre” paso entre los demás para imponerse como único sujeto, dueño de unos ciertos atributos muy suyos.
Es por ello que se puede definir como la vida social como el conjunto de actividades e interacciones de los individuos en el seno de un grupo social con la finalidad de satisfacer sus necesidades.
La vida social no se le ofrece al ser humano como una alternativa a la que puede declinar.. ella se le impone como una necesidad de supervivencia.
Pero hay que estudiar a ese ser humano como individuo, tal como lo expresé al inicio… Todo individuo es único: tiene nombre propio, en la individualidad de la personalidad, de sus características físicas y de las conductuales también y esto abre una brecha que permite al sujeto imponerse como un ser único.
El principio de inclusión permite al individuo incorporar en su vocablo la palabra NOSOTROS, lo cual va a dar paso a lo que conocemos como convivencia y lo que supone que se dará no solo en la familia, en la escuela, en los núcleos sociales donde se desenvuelva el individuo, favoreciendo ese enfoque altruista que le da el ser humano a la vida.
Pero dentro de esa vida social se deriva un rasgo característico de los grupos humanos que es la cooperación entre ellos, para lograr la satisfacción de sus necesidades. Pero de esas relaciones pueden surgir conflictos, originado de la distribución de los beneficios y las cargas en el grupo social. De aquí pudiese originarse la posición “egoísta” o “egocéntrica” del sujeto, ejemplificada en la relaciones de parejas en donde ambos deben velar por el bien común y los cuales se consagran el uno al otro de forma sentimental , pero también se crea una relación de dependencia en donde el uno necesita del otro.









Comentarios

  1. AMIGO al leer tu aporte sobre Morin, recuerdo inmediatamente aportes de autores inscritos en el paradigma interpretativo FENOMENOLÓGICO hacia la epistemología en la comprensión y la dialéctica del individuo y sociedad "colectividad-comunidad" evidentemente inscrito en un "Mundo de vida cotidiana" orientado por las experiencias, subjetividad, intersubjetividad, colectividad, conciencia, lenguaje, acción y comunicación.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Luis, también yo me he bañado en ese inmenso mar Moriniano donde individuo, nosotros y sociedad están complejamente interrelacionados ... el mismo Morín afirma en este libro suyo que "el conocimiento de lo humano debe ser a la vez mucho mas científico, mucho mas filosófico y en fin mucho mas poético de lo que es". Comparto contigo la idea extraída del texto de la conectividad y la cooperación tras la búsqueda de respuestas posibles a nuestro devenir, a mi modo de ver las autenticas y primeras necesidades que debemos compartir aquí y ahora.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

TEORÍAS Y FUNDAMENTOS DEL CURRÍCULO. GENERALIDADES.

EL CURRÍCULO EDUCATIVO Y LAS TENDENCIAS CURRICULARES

DISEÑO CURRICULAR DEL SISTEMA EDUCATIVO BOLIVARIANO