REFLEXIÓN: COMPARACIÓN DE SISTEMAS EDUCATIVOS


     Haciendo referencia a las intervenciones que se han venido plasmando en este Blog, referente a la comparación de sistemas educativos entre países desarrollados y los subdesarrollados, es evidente que así como hay similitudes, hay diferencias. ¿En que se basan esas similitudes en la mayoría de los casos?, en la estructura del sistema educativo, muchos coinciden en esto, ello debido principalmente, a que los países, tanto de  Europa como los de Estados Unidos se han planteado políticas inherentes a la “Educación Comparada”. Ésta surge en el Siglo XVIII y Principios del Siglo XIX en Europa con los llamados “enciclopedistas, conformados por  políticos o personas del Gobierno que estaban encargados de viajar a otros países con el fin de observar experiencias educacionales aplicables en sus países, yuxtaponiendo las realidades educativas de dos o más países” (Epstein: 1990). Los países de América Latina también han venido copiando modelos de esos países desarrollados y, en lo particular Venezuela, quien no sólo ha enviado emisario a observar los sistemas educativos europeos; sino que los ha enviado a países de la Región latinoamericana, como Cuba por ejemplo, a formarse en el ámbito educativo. Observar y copiar modelos, no está mal; lo que no está bien, es que se pretenda implantar modelos sin considerar las necesidades y condiciones sociales, económicas y políticas totalmente diferentes.
      En Venezuela opera una fuerte orientación hacia la imitación de modelos y aplicaciones de sistemas educativos de otros países, los que muchas veces resultan infructuosos y traumáticos para los actores del proceso de implantación del modelo imitado. Todo esto constituye una distorsión de la propia realidad educativa, ya que la escuela no sólo transmite un currículo formal estático y mecánico. Para imitar un modelo, se debe tener una visión de la realidad, tiempo y espacio histórico.
     ¿Cuáles son las diferencias del sistema educativo entre Países desarrollados y los no desarrollados?. La calidad de la Educación. Mientras que en los primeros países, se aboga principalmente por la calidad de la educación, en los segundos se aboga por la cantidad (Expansión de la educación). En Europa y Estados Unidos se hace énfasis en la formación del recurso humano, para ser Maestro, sólo los mejores. En  Venezuela en cambio, se contribuye a una formación del recurso humano en gran cantidad y en tiempo record, poniendo en duda tal formación con capacidad para ser un buen Maestro. Esta expansión más que resolver un problema, ha generado muchos problemas. Primero: Miles de graduados en Misiones y Universidades Bolivarianas, que junto con el título de maestros integrales comunitarios sostienen la credencial para el ingreso a escuelas y universidades, sin ninguna opción de ingreso para los demás profesionales egresados de otras universidades autónomas y/o privadas, generando mayor desempleo y el éxodo a otros países. Segundo. Burocracia. Ministerios repletos de profesionales sin credenciales aptas para el cargo, a otros los emplean para llenar espacios y cumplir con compromisos políticos.  3. Ideologización. Cubanos metidos en los ministerios y escuelas, dirigiendo e ideologizando al personal y educandos. Presupuesto. El presupuesto asignado a las universidades autónomas disminuye cada año, no así el de las misiones y el de los militares. Esto entre otros muchos más, que por no hacerlo tan largo, omito en este Blog, pero que todos los venezolanos educadores que estamos al día con la educación conocemos y vivimos en carne propia.
     Todo lo plasmado en este Blog por cursantes del Doctorado en educación, invita a una mirada global de la sociedad mundial, traspasando barreras y horizontes imaginarios y, es que la sociedad mundial está inmersa en una serie de cambios que transcurren a un ritmo acelerado, y observables desde distintos ámbitos, como el manejo de disponibilidad de tecnología, innovaciones, impactos políticos que surgen de acuerdo a nuevas demandas sociales, individuales, institucionales. Estas demandas conllevan a la escuela hacia la búsqueda constante de procesos que le permitan adecuarse al ritmo con el que marcha la sociedad científica y tecnológica. El currículo por competencias ocupa un lugar privilegiado en esta reflexión.
Referencia
Epstein, E. (1990). “La izquierda y la derecha: La ideología en la educación comparada”. Nuevos enfoques en educación comparada. Mondadori Ediciones. Madrid, España.

Comentarios

  1. Qué bueno es expresarse bajo hechos constatados de la realidad venezolana cada vez más asfixiante y menos pensante en soluciones eficaces y factibles al desarrollo educacional.....

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

TEORÍAS Y FUNDAMENTOS DEL CURRÍCULO. GENERALIDADES.

EL CURRÍCULO EDUCATIVO Y LAS TENDENCIAS CURRICULARES

DISEÑO CURRICULAR DEL SISTEMA EDUCATIVO BOLIVARIANO