LA SOCIEDAD Y LA FORMACIÓN DE LAS NUEVAS GENERACIONES

LA SOCIEDAD Y LA FORMACIÓN DE LAS NUEVAS GENERACIONES








                                                             
                                                               Autor: José I. Tesorero Castro                              
                                                               C.I. 3307303
                                                               Facilitadora: Dra. Tahiri Briceño          
                                                              





Valencia, Octubre de 2014

LA SOCIEDAD Y LA FORMACIÓN DE LAS NUEVAS GENERACIONES

Se intentará hacer una revisión de los planteamientos surgidos en la  reunión de Cartagena en el año 2008, donde surgieron ideas para conducir la  Educación Superior en el continente, pero manejando la situación con criterios de integración, solidaridad y con planteamiento de desarrollo endógeno de los países.   Sera necesario aclarar que aparecen puntos de vistas semejantes, pero con  diferencias en relación a los conceptos emitidos en el documento.  Esto debe ser entendible, pues no debe haber la obligación de coincidir entre los participantes y eso es bueno para enriquecer la información.
            Es necesario  expresar que para efectos de este documento se nombra Educación Superior y en los documentos rectores de la ciudadanía, vale decir Constitución Bolivariana de Venezuela; y el Ministerio del Poder Popular para la Educación al acto escolarizado se le denomina Educación Universitaria. Y tal planteamiento surge a partir del momento en que el Estado venezolano refrenda el documento de la UNESCO planteando los retos del milenio para combatir el hambre y la guerra, donde se plantea como salida la inclusión educativa.  Ciertamente en Venezuela, en los últimos quince (15) años, se creado varias universidades con carácter experimental (17) en la intensión de masificar la Educación Universitaria, lo cual se logró como consecuencia de haber desarrollado una misión previa, la Misión Ribas, con lo colocan al país en el quinto lugar en matrícula universitaria, posición reconocida por la UNESCO.  No se fija posición sobre acuerdo o desacuerdo, solo se reseña el hecho. 
            Todo en Venezuela se organiza en función de consolidar y expandir la formación, procurando crecer con calidad y en la búsqueda de acuerdos internacionales para el desarrollo de instituciones universitarias de alcance continental como la Universidad del Deporte, Universidad de la Salud para América, entre otras, formadas como acuerdos entre gobiernos o naciones a nivel nacional, regional o local.  Hasta ahora no se toca la autonomía institucional para el desarrollo de las actividades académicas, las cuales deben tener pertinencia y calidad, en función de la educación científica, humanística y artística, acorde con el desarrollo integral sustentable.  Para tal fin las universidades pueden integrarse en redes académicas.
            Debe considerarse que el desarrollo debe ser integral, pues el sujeto debe pensar en su individualidad, pero sin perder de vista la comunidad para la cual debe formarse y darle conocimientos, solidaridad y cooperación para lograr un desarrollo sustentable.  Para el logro de tales objetivos es necesario que las políticas nacionales de las diferentes naciones del continente favorezcan el acceso a la Educación Universitaria, la cual debe estar garantizada para toda la población por el Estado, o bajo la visión de Cartagena, también por las Sociedades Nacionales y las comunidades académicas.  En el caso particular de Venezuela el Estado tomó la iniciativa, la cual está expresada en las líneas de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela  al indicar el tipo de ciudadano que aspira la Nación; además en la Ley Orgánica de Educación se expresan las líneas de conducción de la formación del ciudadano.  Ambos casos expresan la inquietud del párrafo.
En Venezuela a diario se insiste en la necesidad de la formación para la generación de riquezas, la lucha contra la pobreza y el hambre, para fortalecer la identidad cultural y por una cultura de paz.  Tal planteamiento se aspira a que se lleve al seno de las instituciones educativas en general para contribuir a la formación de todos los ciudadanos.  Lo anterior se recoge en las líneas del documento de la Conferencia Regional de la Educación Superior (CRES), en el sentido de generar estructuras académicas para la formación y articulación de personal  para defender la cohesión cultural.
            La formación en la Educación Universitaria, según el documento de la CRES; debe tener diversidad, flexibilidad y articulación para garantizar el acceso de todas las personas.  En este caso Venezuela lleva un paso adelante, pues estimula el desarrollo de un sistema de inclusión educativa para toda la población con la diversidad señalada o exigida, con grandes diferencias con universidades autónomas, con apoyo financiero a la población para procurar mayor compromiso con el acto de estudiar, lo cual está acompañado de un discurso permanente que intenta impedir la exclusión.
La formación universitaria debe preparar a cada ciudadano para actuar en función de la democracia, como forma de dirigir, orientar y organizar a las comunidades para el ejercicio de las condiciones cívicas de todo ciudadano;  la convivencia con sus pares, sin agresión, sin diferencias por razas o religiones; la tolerancia frente a las ideas diferentes que puedan existir en el colectivo, en el entendido que las ideas son producto de la sociedad, su creación y su manera de aportar soluciones o al menos su búsqueda; la solidaridad y cooperación tanto en el seno de la comunidad pequeña como de la gran nación para la identidad continental para lograr de manera colectiva el conocimiento, el saber y la productividad.
            Este apasionante tema del currículo, necesariamente debe estudiar la relación entre currículo y sociedad, pero es importante intentar verlo de manera bidireccional, pues es necesario; se debe plantear para el desarrollo de esta  actividad, estudiar como el currículo observa a la sociedad, pero es necesario tomar en cuenta que la sociedad a través del Estado es quien determina los conocimientos que deben ser transmitidos a las futuras generaciones en función de mantener la cohesión cultural y lograr un desarrollo que incorpore a toda la sociedad, independientemente de las posturas egoístas de algunas personalidades. Lo anterior se impone por que las sociedades van marcando el camino y el Estado va grabando sobre las piedras lo acordado y se aplicara, independientemente de las resistencias y oposiciones, ya que los planes del Estado responden a las necesidades de la sociedad.
            Para la propuesta de nuevo diseño curricular, el cual está suscrito por el Estado e inscrito en el Proyecto Simón Bolívar, es importante la participación de los ciudadanos, ya que lo planteado tanto en el proyecto como en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela es la participación, la inclusión y la corresponsabilidad y en el proceso educativo de las y los ciudadanos a través del acto escolarizado es menester que todo estén involucrados en la acción social y política que constituya el contexto formativo de quien aprende, pues la sociedad debe ser toda una escuela, aunque el acto escolar es en aula. Este proceso siempre ha sido igual. 
            Ciertamente es importante mantener una alta producción industrial para garantizar el abastecimiento de la población, pero importa más la productividad, que toma en cuenta la calidad de vida de quien será el consumidor. Lo anterior es argumento claro para una revisión de un currículo que sea antropocéntrico, es decir que importe el hombre y su formación y nadie mejor que los seres cercanos para cuidar, vigilar el fiel cumplimiento de tal fin. Es un rol ciudadano bastante serio, ya que es cuidar que la preparación de las mujeres y los hombre del mañana sea la idónea y con equidad, pues no debe ser para el egoísmo, pues no se trata de lograr que el hijo obtenga una profesión que le permita el lucro y los demás vean cómo resolver. Se trata de formar personas que se integren y sean integrales en un compromiso con la sociedad de la cual son parte, pensando en el crecimiento personal, pero en función de aportarle a la comunidad de la cual no es posible desligarse.
            Pero tiene sentido conocer si ¿Es realmente el currículo una herramienta para alcanzar el ideal buscado?  Puede expresarse que según los estudiosos del currículo este puede ser estudiado bajo dos perspectivas, a saber: como medio donde se conocen el conjunto de contenidos que debe aprender cada ciudadano, expresados como asignaturas y las cuales servirán para que se alcance la conducta y la formación que requiere el país. También se puede estudiar como fin, donde el propósito es determinar las ideas que orientan y dirigen los contenidos de acuerdo con lo esperado por la república. Si se toman las dos expresiones es evidente que el currículo determina la formación del ciudadano en concordancia con el perfil requerido.  Lo anterior es en concordancia con lo expresado por Posner.  A pesar de los esfuerzos de grupos de personas y de muchos educadores, el Estado trata de impulsar una educación pensando en los años futuros. Se prepara a ciudadanos para el conocimiento, manejo, operaciones y fabricación.
La Resolución 058 emanada para regular los Consejos Educativos, en la intención de lograr que las comunidades se organicen y participen de forma efectiva en el seno de la escuela.  El planteamiento de la resolución es una necesidad que obedece a la dirección que se le da al país a través del Estado en un acto de asimilar y asumir los requerimientos de la sociedad. Será inevitable por ser necesario, que la sociedad participara en la compilación de material teórico e ideas para el currículo que contribuirá a la formación de sus hijos y la de los vecinos, pero esos aportes serán viendo el currículo como medio para elevar y constituir un ser que atienda a la necesidad del nuevo perfil del ciudadano para el país y para América, quien debe ser libertario, cooperador, solidario, integral e integrarse con sus pares para la búsqueda de soluciones. 
Los cambios generados a partir del momento de la ruptura de la modernidad para dar paso a la postmodernidad, se comienza a observar el hombre como Ser y no como un número para las empresas, pues se hace presente todas las características del humano, es decir, en palabras de los estudiosos de la complejidad, se toma al hombre en su pensamiento biológico, religioso, espiritual, psicológico, entre otros, pero no por separados sino integrado como una totalidad. Debe ser requisito para asumir los estudios para el futuro comprender la complejidad, ya que se necesita un ciudadano integro, que se integre con facilidad, que sea solidario, cooperativo, fraterno y en disposición de colaborar con sus pares en la solución de los problemas colectivos, sin perder la individualidad.





REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

Asamblea Nacional Constituyente. 1999. Constitución de la  Republica Bolivariana de Venezuela.
Asamblea Nacional de la Republica Bolivariana de Venezuela. 2009. Ley Orgánica de Educación.
Posner, G.  2005. Análisis del Currículo, Editorial Mc Graw Hill. Tercera Edición. Caracas.  









Comentarios

Entradas populares de este blog

TEORÍAS Y FUNDAMENTOS DEL CURRÍCULO. GENERALIDADES.

EL CURRÍCULO EDUCATIVO Y LAS TENDENCIAS CURRICULARES

DISEÑO CURRICULAR DEL SISTEMA EDUCATIVO BOLIVARIANO