REALIDADES EN EL DESARROLLO CURRICULAR VENEZOLANO

REALIDADES EN EL DESARROLLO CURRICULAR VENEZOLANO

La pretensión de este escrito es promover una discusión en función de revisar lo que debe ser la inscripción de un nuevo currículo escolar, como obtenerlo, pero es necesario revisar el proceso para entender donde estamos ubicados, independientemente de las posiciones en relación al tema, ya que se trata d la formación de las nuevas generaciones.
El desarrollo curricular venezolano por circunstancias históricas ha estado vinculado a las luchas políticas que se han desarrollado en el país, pero para este caso importa lo ocurrido a partir de la caída del poder de Marcos Pérez Jiménez, momento para el cual la dirigencia política considera necesario reeducar al pueblo para evitar la posibilidad de otro golpe de Estado y en los años 60 comienzan a darse discusiones para organizar un currículo educativo, pero no es hasta 1984 bajo la dirección del Ministro de Educación Pedro Cabello Poleo cuando realmente se cristaliza la redacción de los programas educativos atendiendo al currículo para el país, en el cual se tenía como ejes de trabajo con los adolescentes formar valores sociales de pertinencia, desarrollar interés por los acontecimientos nacionales e internacionales, estimular una conducta democrática para consolidar la responsabilidad ciudadana.
Todo este proceso con los jóvenes era posible entenderlo para ese momento como gestión de cambio y apoyado en nuevas corrientes de reflexión que intentan desplazar el conductismo y darle paso al nuevo pensamiento, se orienta todo bajo la corriente de pensamiento de Jean Peaget, ya que quienes se  inician en el bachillerato, se encuentran en un periodo de transición biológica, que incluye cambios corporales y cambio del pensamiento operativo concreto al  lógico-formal, lo cual da la oportunidad de lograr el paso hacia el pensamiento abstracto.  Es en esta etapa que el adolescente exterioriza su propio pensamiento, por lo que se hace posible saber que piensa, hacia donde se orienta y, además está en capacidad de seguir procesos ordenados y estructurados, con lo que debe facilitarse su entrenamiento educativo; también es el momento para la formación de los valores sociales y se puede lograr que sean interactuantes con su medio ambiente natural y social.  Todo esto debe servir de base para formar individuos con autonomía intelectual.
Se observa un cúmulo de expectativas en lo planteado y que no han cristalizado como logro social resultante de la actividad escolarizada y resulta obligante preguntar ¿qué ocurrió? ¿Por qué no se obtuvieron los resultados esperados?  Resulta de importancia para la búsqueda de respuestas precisar que para el momento en que se plantean los cambios, también se promociona la consolidación del país como minero y las demás actividades perdían  importancia.  Se puede considerar que lo anterior es causa para no hacer esfuerzos en la formación del personal docente, que se desvalorizaba delante de la sociedad, y se  consideró la educación una profesión degradante, bajo rango, donde sólo estudian los derrotados y de esa manera lo añejo el Estado en sus planes, presupuestos, y asignación de alumnos por programas de Estado. 
Puede afirmarse que el país no avanzó, a pesar de los muchos graduados durante la democracia representativa, donde lo que se imponía era el individualismo.  Hay nuevas corrientes de pensamiento que giran por el mundo, las cuales han sido suscritas por el Estado venezolano desde 1980, las cuales   imponen un cambio de conducta y de pensamiento para los docentes venezolanos a los fines de poner el conocimiento de los estudiantes de este país en consonancia con lo internacional, independientemente de  atenderse y entenderse o no  ya que la nueva corriente propone impulsar a los jóvenes para convivir en armonía con sus pares.
Es necesario ubicar el perfil del ciudadano que queremos dentro de la nueva perspectiva de sociedad que se tiene para ubicar los conocimientos generales que se deben adquirir y luego determinar las asignaturas que facilitarán la aprehensión del conocimiento y con cuales técnicas es posible desarrollar el proceso mediante el hacer para consolidar el Ser.  Actualmente existe buena oportunidad, aunque algunos lo rechacen, ya que detrás de una crisis se esconde una oportunidad de desarrollo sin escapar y sin quebrantar la ley y dentro del marco constitucional, con participación de los integrantes de la sociedad que estén vinculados con la actividad escolarizada, para participar, construir y seguir proyectos locales, regionales y nacionales altamente vinculados entre sí.



Comentarios

Entradas populares de este blog

TEORÍAS Y FUNDAMENTOS DEL CURRÍCULO. GENERALIDADES.

EL CURRÍCULO EDUCATIVO Y LAS TENDENCIAS CURRICULARES

DISEÑO CURRICULAR DEL SISTEMA EDUCATIVO BOLIVARIANO