Tendencias Internacionales y Reformas Curriculares



TENDENCIAS INTERNACIONALES
Y REFORMAS CURRICULARES




                                                                    Autor: Ddo. Omar F. Rojas R. 3.577.061
                                                                    Tutor: Dr. José Tadeo Morales
                                                                    Implicadora: Dra. Milagros T. Briceño
                                                                    Asignatura: Estudio Crítico de la
                                                                    Educación y su Currículo (MO-6123)




Valencia, 05 de diciembre de 2.014




   Recientemente, discutía con mi compañero Ignacio Villegas en los términos siguientes: - “De no ser por el hecho de que Puño Nuevo Constructor de Martillo, primero y los Sabios Ancianos, después, ‘…les dieran a sus jóvenes una base más segura en sus fundamentos, habiendo identificado una meta educacional y procediendo a construir un currículum para enseñar esta meta’, según Peddiwell (1939), hoy no estuviéramos hablando de Currículo y de todo aquello que lo envuelve y lo referencia”. Ignacio me argumentaba que, -“En la actualidad, se están revisando varios aspectos olvidados y dejados por el currículo”.

–“Al mismo tiempo, yo le ripostaba que dichos aspectos, no era que estaban olvidados o que, simplemente, los padres del currículo habían olvidado – exprofeso – tales aspectos. Sencillamente, le puntualicé, que debido a las corrientes curriculares diferentes existentes en la actualidad, ‘era mucho más sencillo ver la paja en el ojo ajeno, sin percatarse de la viga en el propio’. En otras palabras, actualmente, casi cualquier ‘bípedo parlante y mortal’ es hábil en currículo y, en la mayoría de las veces, sin conocer, tan siquiera, algunas de las teorías distintas que lo conforman, tales como las fuentes epistemológicas o disciplinaria, psicopedagógica, sociocultural, Filosófica y pedagógica. Es más,  en criollo venezolano, yo sostengo: En currículo hay muchas personas que se meten a brujos, sin conocer la yerba”.  


Retrotraído a los padres del currículo, a los verdaderos, no a los satirizados y fabulados personajes del “Currículo Dientes de Sable”, de Peddiwell (op. cit.), se tiene por sabido que, de acuerdo con Zerpa (2011;05),      

En la antigua Grecia la educación era impartida sólo a los varones que pertenecían a familias adineradas, se les enseñaba a leer y escribir, un poco de aritmética, la música y la gimnasia pues el cuerpo y  su belleza era muy importante, además eran preparados sólo para entrar al servicio militar y no para trabajar…

Haciendo un paralelismo entre esto, que se originó en la Grecia antigua y el Currículo Dientes de Sable de Peddiwell (1939), ¿no era lo que cavilaba Puño Nuevo Constructor de Martillo? Acaso no se preguntaba constantemente:
-“¿Qué cosas debemos saber cómo hacer los miembros de la tribu para vivir con el estómago lleno, espaldas cálidas y alejar el miedo de nuestras mentes?”, atendiendo a la obra de Peddiwell (op. cit.). Sin embargo, no es sino hasta la Edad Media, cuando se comienza a buscarle ese sentido – filosofando – a la pregunta supra mencionada e inventaron y se propusieron impartir la educación por medio de los monasterios, procediendo a dividir la enseñanza en dos secciones igual de importantes:
1.  Denominada Trivium la cual estaba formada por la gramática, la retórica y la dialéctica.
2.  Designada Quadrivium, donde se enseñaba aritmética, astronomía, la geometría y la música.


Posteriormente, durante la Edad Moderna, fueron las Órdenes Religiosas de estos monasterios y de la Iglesia Católica misma las que intentaron unir las formas medievales del pensamiento con las nuevas corrientes humanistas del Renacimiento, dividiéndolas, a su vez, en las tres fases históricas siguientes:
1.  La época del humanismo asociada al Renacimiento (siglo XIV en la península itálica – especialmente en Florencia, Roma y Venecia – en personalidades como Dante Alighieri, Francesco Petrarca y Giovanni Boccaccio.
2.  El periodo de las reformas religiosas (Martin Lutero y Contrarreforma de por medio).  
3.  La era de la ilustración (Jean Jacques Rousseau y su Emilio).

Ahora bien, hablando estrictamente de Currículo, Zerpa (op. cit.;12), sostiene que        
…éste nace según Chiroque al año 1633 en la Universidad de Glasgow, y por su parte F. Bobbit en 1918 en los Estados Unidos precisa en su libro: The curriculum, el sentido moderno del término. Bobbit resalta el aspecto de las experiencias de aprendizaje que implica el currículo. Más tarde, Ralph Tyler en 1949 en los Estados Unidos e Hilda Taba en 1962 establecen los fundamentos del currículo desde el punto de vista de la racionalidad instrumental.

En Venezuela, el Ministerio de Educación tiene su origen en 1870, cuando el entonces Presidente de la República Antonio Guzmán Blanco, estableció por Decreto la Instrucción Pública, gratuita y obligatoria. En un período de 45 años (1890 a 1935), Venezuela se encuentra dominada por regímenes dictatoriales y la educación sufre un primer estancamiento. Para el año 1936, cuando finaliza el período de la dictadura y bajo la presidencia del general Eleazar López Contreras, la educación se convierte en una de las prioridades del Estado venezolano y el Ministerio de Educación cambia de nombre a Ministerio de Educación Nacional. En 1948, bajo la presidencia del literato Don Rómulo Gallegos, se crea la primera Ley Orgánica de Educación Nacional (LOEN) en la cual se consideran las puntualizaciones realizadas por el maestro Luís Beltrán Prieto Figueroa, quien defendía “una educación humanista y democrática para formar hombres capaces de afrontar sus debilidades y desempeñarse de la mejor manera en su entorno”. Hasta finalizada la dictadura de Marcos Pérez Jiménez (23-01-1958), las escuelas que impartían la educación fueron creciendo paulatinamente y, a principios de los años 60, la educación venezolana presentó un desarrollo significativo, gracias a la venta del petróleo. La política educativa del estado venezolano fue preponderante, sustentada en la teoría del Capital Humano y, asimismo, para el desarrollo de las áreas económicas y sociales, incluyendo la educación.

Ya en pleno siglo XXI, en la educación venezolana, a pesar de cumplir con los mandatos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) (2009), se destacan marcada y contradictoriamente dos aspectos, tan excelso el uno como nefasto el otro:
1.  Un factor significativo como es la inclusión e incorporación de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), como herramienta fundamental de ayuda en la didáctica de los procesos de enseñanza y aprendizaje.
2.  Un factor obscuro y nefasto en la presencia del infame Currículo Nacional Bolivariano (CNB), en el que tratan de imponer “a trocha y mocha” una ideología demodé y fracasada en todas las latitudes donde se “estrenó” y que no cuadra con la idiosincrasia del pueblo venezolano, su sociedad y sus costumbres.

Por mi parte, al Ministro del Ministerio del Poder Popular para la Educación (MPPE), así como a sus planificadores, ideólogos y asesores cubanos, yo les recomendaría pensaran por un momento en esta pasaje del Currículo Dientes de Sable cuando Puño Nuevo Constructor de Martillo cavilaba muy en silencio, a fin de proporcionarle una explicación meritoria a la pregunta que le rondaba durante algún tiempo:
- “Se ha de pescar con las manos desnudas en la hoya más alejada del arroyo al otro lado del recodo, atrapar a los caballos lanudos cuando vengan a tomar agua a la orilla del arroyo y ahuyentar a los tigres dientes de sable empleando el fuego”. Es más, me atrevería a espetarles lo siguiente, 

“Yo sé, compañeros de tribu”, -finalizó su argumento solemnemente el pionero de la educación- “que ustedes son siervos humildes y devotos del Gran Misterio. Sé que ustedes no se opondrían en ningún momento a su voluntad. Los conozco como individuos inteligentes y fieles de esta gran tribu, sé que su patriotismo puro y noble no permitiría hacer algo que entorpeciera el desarrollo de la más importante de nuestras instituciones en este reino: el sistema educativo paleolítico. Ahora que ustedes entienden la naturaleza y propósito verdaderos de esta institución, tengo plena confianza de que ustedes no se impedirían hacer todo lo que este de su parte para defenderla y apoyarla”. Peddiwell (1939)


O, tal vez, siguiendo a Delors (1998), en su artículo titulado “La educación o la utopía necesaria”, cuando afirma que

Frente a los numerosos desafíos del porvenir, la educación constituye un instrumento indispensable para que la humanidad pueda progresar
hacia los ideales de paz, libertad y justicia social.  A1 concluir sus labores , la Comisión desea por tanto afirmar su convicción respecto a la función esencial de la educación en el desarrollo continuo de la persona y las sociedades, no como un remedio milagroso -el “Ábrete
Sésamo”, de un mundo que ha llegado a la realización de todos estos
ideales- sino como una vía, ciertamente entre otras pero más que otras, al servicio de un desarrollo humano más armonioso, más genuino, para hacer retroceder la pobreza, la exclusión , las incomprensiones, las opresiones, las guerras, etc.

Todo ello, como producto parcial de un final de siglo signado por la globalización económica y científica, siempre distribuidos desigualmente, y ante las expectativas sociales más angustiosas por el milenio nuevo que se avecinaba a pasos agigantados y que tocaba a las puertas de todos por igual, especialmente, los más desposeídos en todos los órdenes cuyas desilusiones parecieran interminables, cual “Historia Sin Fin”.

Este trayecto, poco a poco, va conduciendo a la sociedad global al aumento del desempleo, se presentan los fenómenos de exclusión en los países desarrollados, crece la delincuencia en los menos desarrollados, se consolidad, aún más, las brechas económicas, políticas y sociales, intra y extranacionales pero, sobremaneramente, el aspecto educativo y todo lo que el connota, sufre un retroceso mundial “nunca visto”. Pareciera ser que la “gran culpable” de ello es la globalización. Porque se tiende a crecer en todos los renglones pero se estanca o se retrocede en educación. Se pone de manifiesto el fenómeno de la contrariedad o contraposición.  

Se logran acuerdos mil millonarios en materia económica, financiera, productiva, de manufacturación de bienes, en producción de servicios, en perforaciones petroleras y mineras, sin embrago, los correspondientes a los convenios educativos quedan muy rezagados de reflejar dichos acuerdos y, de producirse, se pueden contar con los dedos de la mano, con la seguridad que sobrarán unos cuantos.

Se sabe que uno de los grandes desafíos intelectuales y políticos del siglo XXI tiene que ser la educación, con conclusiones y desafíos de por medio, a fin de proveerle a la humanidad vías y métodos alternos de desarrollos personales, familiares, sociales, científicos y tecnológicos. Ésta es la vía más probable y expedita de acometer tal finalidad. Para lograrlo, los países no deben descuidar otros “motores clásicos del crecimiento, y concretamente el indispensable ingreso en el mundo de la ciencia y la tecnología con todo lo que ello implica de adaptación de las culturas y modernización de las mentalidades”. Delors (op. cit.;09). Asimismo, la educación es uno de los canales adecuado a utilizarse para liberar la tensión entre:
LA EDUCACIÓN COMO CANAL ADECUADO A
UTILIZARSE PARA LIBERAR LA TENSIÓN ENTRE
Mundial
Nacional
Universal
Singular
Tradicional
Actual
Plazo Largo
Plazo Corto
Competencia Indispensable
Competencia con Igualdad de Oportunidades
Desarrollo extraordinario de los conocimientos
Capacidades de asimilación del ser humano
Material
Espiritual
               Fuente: Rojas R. (2014). Con material de Jack Delors (1998). 
 
En este momento, le argumento a Ignacio: -“ ¿De qué vale el ser miembro de una institución internacional especializada en educación como la UNESCO si se hace caso omiso a sus recomendaciones y sugerencias? ¿Para qué mantener un representante permanente en dicha organización si, luego, se trata de implantar todo lo contrario a los acuerdos emanados del seno de dicha organización? Quizás para otras latitudes, esto pueda parecerte un Frankenstein, una ciencia imposible pero, por los alrededores de la Tierra del Futuro, de la esperanza, es decir Venezuela, pues, esto representa El Pan de cada día”.


Entonces, le finalizo la idea con lo siguiente: -“Lo que quiero para mi país, Luís Ramírez dixit, es pensar y construir un futuro común para Venezuela, su sociedad, su gente y su educación, independientemente del color del partido que esté gobernando. Que nos pongamos de acuerdo, mediante un gran pacto nacional, en hacer progresar a nuestro país, en lo educativo, económico, industrial, social, político, en fin, en lo organizacional y devolverlo al sitial que una vez ocupó de primero en América Latina. Si es cierto el hecho que nuestro carácter, producto de la mezcla de europeos, africanos y aborígenes caribes, principalmente, nos hace sui generis en nuestro continente y el mundo, no menos cierto es el hecho de que somos gente honesta, trabajadora, pacífica, bonachona pero, sobre todo, muy alegre y hospitalaria, capaz de sacar provecho de las debilidades e infortunios más fustigantes que se nos presenten”.     

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS


Delors, J. (1998). Informe presentado ante la comisión internacional sobre la
     educación para el siglo xxi. París: Organización de las Naciones Unidas para
     la Educación, la Ciencia y la Cultura.

Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.
     (2009). Conferencia mundial sobre la educación superior–2009: La nueva
     dinámica de la educación superior y la investigación para el cambio social
     y el desarrollo. París: Autor.

Peddiwell, J. A. (1939). The saber-tooth curriculum. New York: McGraw-Hill.

Zerpa,   J.   (2011).   Fundamentos   del   curriculum.  [Documento   en   Línea].    
     Disponible  en:  http://fundcurri.blogspot.com/2011/02/evolucion-historica-

     del-curriculo.html. [Consulta: 2014, diciembre 4].

Comentarios

Entradas populares de este blog

TEORÍAS Y FUNDAMENTOS DEL CURRÍCULO. GENERALIDADES.

EL CURRÍCULO EDUCATIVO Y LAS TENDENCIAS CURRICULARES

DISEÑO CURRICULAR DEL SISTEMA EDUCATIVO BOLIVARIANO