LA EDUCACIÓN COMO INVERSIÓN Y NO COMO UN GASTO


LA EDUCACIÓN COMO INVERSIÓN

A mi entender, cualquier Estado que conciba a la educación de sus ciudadanos como un “gasto”, condena al mismo proceso educativo a depender del azar y del “buen corazón” del rey o emperador de turno. Si por el contrario, el Estado cree de verdad, no sólo en el discurso, que la educación de sus ciudadanos es la mejor INVERSIÓN para desarrollar a toda la nación hacia un progreso de bienestar social; entonces, la educación se transforma en un proceso de crecimiento social en sí mismo, y en consecuencia, todos los otros aspecto del sistema social se desarrollan adecuadamente.
¿Por qué? Simplemente porque la sociedad es una comunidad de personas y no de cosas. La sociedad, cualquiera que sea, es un mundo de encuentro y de interrelaciones personales; en consecuencia, todos nos necesitamos, y esto no es una frase o expresión medio cursi; es un hecho, todo el proceso de convivencia social es el producto de lo que cada persona en comunidad sea capaz de aportar desde sus propias cualidades y aptitudes vocacionales.
Ahora bien, qué significa invertir en educación, simplemente asegurándose que los ciudadanos más capaces, desde todas sus capacidades sean precisamente, quienes se dediquen a educar. En otras palabras, la educación debe estar en manos de los más favorecidos por el proceso educativo, así de simple. Para ello se tiene que favorecer a los futuros educadores, al gremio de educadores, a todos los maestros y profesores en todas las etapas.
Por otra parte, se tiene que humanizar el entorno educativo, si es frío, entonces calefacción, si es calor, entonces aire acondicionado, salones de clases con ambientes humanos, amplios, escuelas con áreas deportivas, culturales, bibliotecas de primer orden, comedores escolares, liceístas y universitarios, transporte escolar, becas para estudios especiales y extraordinarios en el extranjero. Escuelas especiales para alumnos “genios”, sistemas adecuados de orientación vocacional; en definitiva, todo lo contrario de la realidad venezolana.
En Venezuela, y en muchos otros países, la educación es simplemente una carga, un vulgar gasto. Y aún en países pragmáticos, como los anglosajones, la educación se desarrolla por otros factores y  no por el Estado, tal vez, porque la educación privada suplanta al sector público, como es el caso de la educación en muchas naciones desarrolladas, universidades totalmente privadas hasta con equipos semi-profesionales de básquet, béisbol, laboratorios privados al servicio de Farmacias internacionales, tal vez sea una alternativa, pero, no logra los mismos resultados que en países como Finlandia o Japón.
Pero en Venezuela, siendo un Estado rico, la educación y la salud pública, sobre todo en los primeros niveles, Básica y Diversificada es de lo peor, simplemente no se invierte, se regatea hasta dejar a los educadores en la miseria, la gran mayoría de los salones de clases siguen con los mismos pupitres de hace veinte años, en los últimos diecisiete años la construcción de escuelas y liceos casi a desaparecido. En otras palabras mientras Finlandia un maestro de escuela gana 40.000 dólares al año, es decir, más de 3000 dólares al mes, en Venezuela un profesor titular con doctorado, jefe del departamento de investigación en ciencias sociales, miembro activo del partido de gobierno, gana 40 dólares al mes –menos que un niño limpiabotas en México—, se ve obligado a “taxiar” para poder comer; un director de una escuela primaria, en donde se atienden a 2750 alumnos de los sectores populares gana 23 dólares al mes, menos de un dólar diario.
No creo en este socialismo, ni en sus intenciones de educar, “cubanizarnos” significa hacernos inútiles, de manera, que la clase política vive con lujos propios de los nobles de las realezas europeas, los ciudadanos comunes  estarán destinados a cuidar chivos, a semejanza de algunos pueblos árabes, en donde los gobernantes educan a sus hijos en las mejores universidades del mundo, y los hijos del pueblo, estudian lo que pueden.


Comentarios

  1. Una realidad cruel muy cruel pero esto que nos toca a todos los educadores en este país..... bien Gerardo de acuerdo contigo....

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

TEORÍAS Y FUNDAMENTOS DEL CURRÍCULO. GENERALIDADES.

EL CURRÍCULO EDUCATIVO Y LAS TENDENCIAS CURRICULARES

DISEÑO CURRICULAR DEL SISTEMA EDUCATIVO BOLIVARIANO