Hermenéutica Y Dialéctica

La hermenéutica como el arte de interpretar textos, presenta varios inconvenientes, para lograr una comunicación efectiva, aunque el mensaje plasmado en él está registrado, anotado, apuntado; con sus oraciones, palabras, en el lenguaje; con su articulación interna, y su relación en el todo, que es, su contexto distal, pareciera que un congelamiento perpetúa sus párrafos en el discurso; que se devela ante sus lectores.
El tiempo separa su origen de sus intérpretes para su comprensión, son los horizontes intergeneracionales, entre el ayer de su autor y el hoy se sus lectores; estos que tienen que descifrar su mensaje, hallando su contexto de donde se redactó. En qué momento histórico con sus características sociales, políticas, culturales; las que repercuten en la conducta de cada hombre y mujer, los cuales responden de acuerdo al tiempo y espacio, donde existieron sus vidas con sus experiencias particulares en el seno de la humanidad.
Es la dialéctica que permite explicar los inconvenientes presentes en el seno del texto, que dificultan su comprensión. Y son esas dificultades, que trastocan la comunicación en el dialogo, que hacen necesaria la intervención de la hermenéutica para esclarecer los hechos planteados en el discurso. Para Gadamer, (2003), “… está plenamente justificado hablar de una conversación hermenéutica”. P. 466. Y según Rosental y Iudin, (1999) en relación a la dialéctica plantean “Al principio, con este término (… “arte de la dialéctica”) se designaba el arte del dialogo y la discusión.” P. 118. Porque en ella se encaran dos ideas rivales o contrarias, que se esclarecen a la luz de la confrontación mediante el dialogo o discusión.
Por eso en Verdad Y Método se inicia el capitulo III, con este enunciado: “Acostumbramos a decir que <<llevamos>> una conversación, pero la verdad es que, cuanto más auténtica es la conversación, menos tienen los interlocutores de <<llevarla>> en la dirección que desearían…Al contrario, en general sería más correcto decir que <<entramos >> en una conversación, cuando no que nos <<enredamos en ella>> …lo que <<saldrá >> de una conversación no lo puede saber nadie anticipadamente. P 461.
Tanto el texto como la conversación en vivo, se da el hecho que, al decir una palabra al auditorio, ya no nos podemos retrotraer de lo dicho, así también en los párrafos escritos las palabras quedan fosilizadas para la posteridad. Los oyentes como los lectores continúan su dialogo o su interpretación de acuerdo a los términos en escena, dando sentido y dirección al tema en referencia en el dialogo o discusión; y de allí la comprensión de lo planteado en la conversación.
El acuerdo entre los dialogantes, es entre otros, la lengua en la cual fluirá la conversación, esto se hace evidente, aun en al lenguaje materno, si no conocemos un término la comunicación se interrumpe, teniendo que preguntar al otro interlocutor por su significado, o buscándolo en un diccionario, la cosa se agudiza cuando la conversación se hace en idiomas extraños al que dominamos; tanto en lo hablado como en lo escrito. El otro acuerdo, es el sentido compartido, que se logrará al concluir el dialogo, donde se aceptará, sin compartir, los pareceres en disputa. Es lo que llama Gadamer ponerse de acuerdo en la cosa, ya que, “La conversación es un proceso por el que se busca llegar a un acuerdo.” P. 465.
Sin embargo, la actual teoría de la comunicación basada en la psicología conductista, destaca, no que, en el proceso comunicativo se busca llegar a un acuerdo entre los dialogantes, sino que, el propósito de todo proceso comunicacional está en influir en los demás y hacer que se acepten nuestras ideas. Muy similar al planteamiento de Aristóteles en su estudio de la retórica; al respecto Berlo, (1973), determina:
“Aristóteles definió el estudio de la (comunicación) retórica como la búsqueda de “todos los medios de persuasión, que tenemos a nuestro alcance”. Analizó las posibilidades de los demás propósitos que puede tener un orador. Sin embargo, dejó muy claramente asentado que la meta principal de la comunicación es la persuasión, es decir, el intento que hace el orador de llevar a los demás a tener su mismo punto de vista.” P. 7.
Está definición cuadra con la teoría de la dialéctica, cuyo principal postulado es la <<contradicción>> la que se manifiesta en la conversación, en el proceso de la comunicación, donde la contradicción está presente en la exposición de ideas contrarias, que al confrontarse en un verdadero dialogo, como dice Gadamer “una palabra sigue a la siguiente.” P. 461. Hasta que uno de los dialogantes impone su criterio o persuade a su interlocutor a aceptar su argumento. En ese sentido Ricoeur, (2000) asume: “Entre la prueba y el sofisma reina el razonamiento probable, cuya teoría inscribió Aristóteles en la dialéctica, haciendo así de la retórica su <<antistrofa>>, es decir la réplica de la dialéctica.” P. 125.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
Berlo, D. (1973) EL PROCESO DE LA COMUNICIÓN. 3ª reimpresión. Editorial “EL ATENEO”. Buenos Aires. Argentina.
Gadamer, H. (2003) VERDAD Y MÉTODO.10ª edición. Ediciones Sígueme, Salamanca. España.
Ricoeru, P. (2000) RETÓRICA, POÉTICA, HERMENÉUTICA. En “Con Paul Ricoeur: indagaciones hermenéuticas. Mario J. Valdés y otros. Monte Ávila Editores. Caracas. Venezuela.
Rosental, M. y Iudin, P. (1999) DICCIONARIO FILOSOFICO. Ediciones Nacionales. Bogotá. Colombia.




Comentarios

Entradas populares de este blog

TEORÍAS Y FUNDAMENTOS DEL CURRÍCULO. GENERALIDADES.

EL CURRÍCULO EDUCATIVO Y LAS TENDENCIAS CURRICULARES

DISEÑO CURRICULAR DEL SISTEMA EDUCATIVO BOLIVARIANO