Reseña del libro “La Conciencia Viviente”, de José Luís Díaz. (2007). Fondo de Cultura Económica. México. 

La intención de esta obra es transmitir información oportuna, usual y accesible sobre el tópico referido a la mente consciente. El libro ofrece un amplio panorama del tema de estudio de la conciencia desde tres puntos de vista complementarios: el filosófico, el fenomenológico y el biológico. 
Así, sobresale en la obra la importancia de la relación entre ciencia y filosofía y el tema cardinal es, desde luego, el llamado problema mente-cuerpo. Una tesis de partida del libro afirma que la conciencia tal como la conocemos y cómo se puede abordar es un fenómeno peculiar de los organismos vivos, es decir una vivencia, de allí el título: La conciencia viviente.
Como tema de estudio de la ciencia contemporánea, destacan diversos tratamientos de tres dificultades generales de la conciencia: el problema de la relación de la conciencia con la actividad cerebral y corporal, el establecimiento de un modelo adecuado para su mejor comprensión y el de su estudio empírico. La ciencia necesita desarrollar modelos y conceptos robustos sobre la naturaleza de la conciencia, sus procesos, sus características y sus funciones con el fin de lograr insertarla exitosamente en el mundo natural.
Para lograr su cometido, el autor atraviesa un campo transdisciplinario muy amplio entre diversas ciencias biológicas, sociales y de humanidades como son las neurociencias, las ciencias de la conducta, la psicología cognitiva, la psiquiatría, la filosofía de la mente, la teoría literaria y las ciencias de la complejidad.
El autor afirma que la conciencia es un sector particular de ese proceso pautado que se identifica con la cognición lúcida, con el saber y el sentir de los organismos vivos, identifica la conciencia viviente porque la vida es susceptible y es sensible a los colores, timbres, sentimientos constituyendo un misterio reflexivo que no sólo surge por el sistema nervioso, sino por la convergencia de factores ambientales, culturales y sociales que actúan en el individuo, de tal manera se establecen las relaciones entre la conciencia, el cerebro y la conducta, aspectos que los docentes se deben mantener claros si realmente se aspira un cambio en la Educación Venezolana.
En el libro la conciencia viviente, se afirma la conciencia como, un proceso capaz de modular la información y el curso de la acción. De igual manera hace alusión al término fenomenología, y lo identifica como la descripción sistemática de la experiencia y en el transcurso del siglo su método fue retomado por varios sistemas de filosofía, psicología y psiquiatría, con lo que se constituyó un cuerpo de postulados sobre la conciencia que es del mayor interés para formular modelos, donde se vincula lo fenomenológico con la conciencia en cuanto a temporalidad, actividad o dinamismo, unidad y totalidad, intencionalidad y representación, cualidad, subjetividad y pertenencia.
En tal sentido, se estima la conciencia como un entramado de mutuas dependencias (cuerpo vivo y medio social) que constituye una red particular de funciones e interacciones y que a su vez resulta en actuaciones de la conducta. El interés de esta lectura estriba en que no sólo se clarifican las funciones o procesos mentales que son tan diversos entre sí, sino que ayuda en su comprensión notar que cada uno de ellos tiene implicaciones diversas con los otros. La idea de que la mente pueda ser tratada como una categoría natural sujeta a una taxonomía es tan antigua como Aristóteles.
Sugiero su lectura estimados colegas, motivado a que es importante desarrollar la conciencia, en la medida en que tengamos mayor conocimiento de la situación educativa en nuestro país, con mayor urgencia buscaremos resolver las situaciones que se presentan en la actualidad. Si no tenemos conciencia de lo que acontece diariamente y la diferencia con la Educación a nivel mundial será cuesta arriba modificar las conductas, ya que la conciencia aunque es un acto humano individual se desarrolla dentro del entorno social y está directamente vinculada a la correlación de reconocimiento y entendimiento de los hechos donde el yo es responsable. Al respecto Bartra (2006) afirma que “la conciencia es el proceso del ser consciente” (p. 13).
En la educación este proceso de ser conscientes va íntimamente ligado al cambio de conducta. En tal sentido, si las estructuras cerebrales se modifican de acuerdo a la interacción cultural y social del sujeto, y mucho más desde las edades tempranas, y que además se pueden activan o desactivar las neuronas por medio de la experiencia individual, la esencia de la educación radica en hacer consciente al sujeto de su realidad en el ámbito donde se desenvuelve, de esta manera se activarán los genes y se dará inicio a un cambio social y cultural de adentro hacia fuera en pro de la calidad educativa.
https://es.scribd.com/doc/314634659/La-Conciencia-Viviente-Jose-Luis-Diaz (sólo se puede visualizar la primera parte).


Comentarios

Entradas populares de este blog

TEORÍAS Y FUNDAMENTOS DEL CURRÍCULO. GENERALIDADES.

EL CURRÍCULO EDUCATIVO Y LAS TENDENCIAS CURRICULARES

DISEÑO CURRICULAR DEL SISTEMA EDUCATIVO BOLIVARIANO